Una menor declara que su presunto agresor le sometió a tocamientos durante cuatro años