La prohibición de bañarse en El Confital se mantiene hasta el lunes

El Ayuntamiento abrió este viernes los accesos al Confital pero el baño sigue vetado al menos hasta el lunes, que es cuando se conocerá el resultado de los análisis efectuados este jueves. Los técnicos de Salud Pública no han podido tomar muestras antes porque el derrumbe de piedras impedía entrar en la playa en condiciones de seguridad.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

Salvo que hoy se conozca el resultado del análisis y que la calidad del agua sea adecuada, el fin de semana se presenta con El Confital cerrado. El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, aseguró que «casi con toda seguridad» no será hasta el lunes que se entregue la analítica que Salud Pública realizó con las muestras del pasado jueves. El problema ha estado en que los técnicos del Gobierno de Canarias no pudieron analizar la calidad del agua antes porque no pudieron acceder a la playa en condiciones de seguridad hasta que el Ayuntamiento retiró las piedras caídas por la tromba de agua del sábado pasado.

El edil informó de que el grupo de gobierno autorizó este viernes el gasto de 18.000 euros para realizar análisis «en muchos puntos de la costa para ver si en algún sitio» se produce una concentración anormal de bacterias fecales que pueda indicar el origen de la contaminación que ha obligado a cerrar la playa dos veces en los últimos nueve meses.

«Se trabaja con la hipótesis de que el problema está en la Casa Roja», dijo Ramírez, «pero no tenemos seguridad de que sea el foco principal». En el último reconocimiento se descubrió ahí un foso en el que se acumulaban residuos y basura que luego afecta a la galería de Los Nidillos cuando hay mareas grandes que hacen que el mar se introduzca en la red.

En lo que se trabaja ahora es en determinar si la presencia de okupas en la Casa Roja es la causa de los vertidos o si también otras viviendas de la zona están emitiendo en este entorno. Los análisis incluso se adentrarán en el mar para ver si es posible determinar que la contaminación vienen de fuera, arrastrada por las mareas, en especial en la zona este del litoral.

Se va a limpiar y sellar la galería de una manera definitiva y se va a volver a revisar, pero esta vez yendo desde la Casa Roja a Los Nidillos.

El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, respondió a las declaraciones en las que el anterior alcalde y actual portavoz municipal del Partido Popular, Juan José Cardona, acusó al tripartito de mentir y de ocultar información sobre el foco contaminante del Confital. «El Ayuntamiento es consciente de este hecho», dijo Ramírez en referencia a las emisiones desde la Casa Roja, «desde hace muchos años, incluyendo la etapa de Cardona y no se hizo nada». En su opinión, la diferencia ahora es que se está actuando. «Encontremos o no el foco de la contaminación actual, trataremos de resolver el problema de un modo definitivo», sentenció. En el caso del vertido de julio los análisis en la galería de servicio fueron buenos y se descartó este lugar como foco emisor.