La Policía denuncia a un taxista por tener relaciones sexuales en el taxi

Atestados trata de identificar al infractor para elaborar un informe que se remitirá al Cabildo de Gran Canaria. Los agentes actuaron tras la difusión de un vídeo que muestra el encuentro

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

La unidad de Atestados de la Policía Local ha iniciado una investigación para tratar de identificar al taxista que fue grabado manteniendo relaciones sexuales en un taxi de Las Palmas de Gran Canaria a plena luz del día. El vídeo, que tuvo una amplia distribución a través de las aplicaciones de mensajería telefónica, llegó también a la Policía Local, que encargó una actuación de oficio en la misma tarde de este lunes.

Desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se informa de que la Policía Local ha encargado la elaboración de un informe para el servicio de Tráfico y Transportes del Cabildo de Gran Canaria. Los hechos se ponen en conocimiento de la administración insular por si fuera de aplicación las sanciones contempladas por la Ley 13/2007, de 17 de mayo, de Ordenación del Transporte por Carretera de Canarias. Esta norma, de rango autonómico, deja la aplicación de las sanciones en manos de los cabildos insulares, si bien hay dudas de que el articulado de la norma contemple este tipo de situaciones.

La realización de actos sexuales en la vía pública y en un vehículo del servicio municipal de transporte también podría activar la normativa municipal recogida por la ordenanza del servicio urbano de taxi de Las Palmas de Gran Canaria. Su artículo 57 contempla los casos de revocación o retirada temporal del certificado habilitante para el ejercicio de la actividad de conductor de taxi. Y ahí se cita como una de las causas el hecho de no dispensar un trato «considerado» al usuario.

Desde Movilidad del Ayuntamiento se aseguró que el comportamiento del taxista «acarreará una sanción administrativa», pero de momento se desconoce en qué va a consistir porque se está analizando el caso. El hecho de que la grabación se hubiera hecho en otro municipio o de que el taxi no estuviera de servicio en ese momento no se consideran atenuantes, según explicaron a este periódico.

Las fuentes policiales consultadas por este periódico apuntan también como agravante el hecho de que durante el encuentro sexual pasan junto al taxi dos jóvenes. «Si se demuestra que son menores, entonces las consecuencias pueden ser más graves», explicaron.

Se remiten para ello a una posible aplicación del Código Penal, que fija penas de prisión de hasta un año o multas de hasta dos años para «actos de exhibición obscena ante menores de edad».