La nueva zona azul permite dos multas al día, pero más baratas

Los controladores podrán poner, con la nueva ordenanza, dos multas a quienes no paguen: una por la mañana y otra por la tarde. Eso sí serán más baratas. Se pasa de los 25 euros de ahora a 16 euros por las dos

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

Si usted deja su coche aparcado en la zona azul y no paga la tasa, sepa que desde que entre en vigor la nueva ordenanza fiscal del estacionamiento regulado, le podrán poner dos multas: una durante el turno de mañana (de 09.00 horas a 14.00 horas) y otra durante el turno de la tarde (de 16.00 horas a 20.00 horas). Hasta ahora solo se ponía una por día, pero en virtud de la modificación normativa que se aprueba hoy en pleno, los controladores podrán imponer dos sanciones, una por turno, según confirmaron ayer fuentes de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Sagulpa).

Así queda recogida en la nueva redacción. Si antes se consideraba como tarifa tributaria el hecho de «estacionar sin autoliquidación previa», ahora se modifica este artículo, que queda del siguiente modo para abrir la puerta a la doble imposición: «estacionar sin autoliquidación previa en cada una de las franjas horarias».

En cualquier caso, la disminución del importe de las tarifas de las zonas azul y verde que conlleva la modificación normativa y que fue presentada el pasado 12 de octubre significará que el ciudadano tendrá que pagar menos por las dos multas que por la única que recibirá ahora.

Así, el impago del tique de la zona azul se castigaba hasta ahora con una tasa de veinticinco euros, mientras que ahora esta cantidad queda reducida a ocho euros. De este modo, aunque el ciudadano reciba dos multas, el coste de ambas (dieciséis euros) es un 36% menor que la penalización actual.

Y eso sin acogerse a la reducción que ahora concede Sagulpa si el recargo se abona en las veinticuatro horas siguientes a la imposición de la multa. «Si ahora se regulariza en las veinticuatro horas siguientes, se puede autoliquidar en el parquímetro con una rebaja, y en lugar de ocho euros baja a cinco euros», explican las fuentes consultadas en Sagulpa.

De este modo, pasar todo un día sin pagar la zona azul en la ciudad puede costarle a cualquier conductor un máximo de diez euros si autoliquida las dos multas en las veinticuatro horas siguientes a su imposición, lo que representa un 60% menos que en las condiciones actuales.

También se contempla una reducción de la tasa por exceder del tiempo liquidado en el parquímetro, que pasa de los quince euros actuales a dos euros, lo que supone un descenso del 87%.

Dudas internas

Lo abultado de la rebaja de las tarifas de la zona azul y verde que se someten a la aprobación del pleno municipal provocó dudas en el Tribunal Económico-Administrativo del propio Ayuntamiento. En su informe, adherido al expediente municipal, se entiende que «las consecuencias entre un incumplimiento y otro (se refiere aquí al impago de la tasa y al estacionamiento más allá de lo pagado por el conductor) parecen difuminarse, lo que puede constituir una invitación a no pagar con carácter previo».

Para justificar esta conclusión, el tribunal expone un ejemplo: «Suponiendo que se ha autoliquidado por dos horas (1,65 euros) y que ha habido exceso en el tiempo de estacionamiento, con la regularización saldría el total por 3,65 euros (1,65 euros de autoliquidación previa más dos euros por regularización voluntaria), y sin la regularización, 7,65 euros (1,65 euros iniciales más 6 euros para el supuesto de no regularizar); por el contrario, si se ha estacionado sin tique y se ha regularizado dentro de las 24 horas desde el aviso, el importe será de 5 euros. Con una diferencia de tan solo 1,35 euros en el primer caso y de un ahorro de 2,65 euros en el segundo, se habrá podido estacionar a lo largo de toda una franja horaria, en contra de la finalidad de rotación de los aparcamientos».

Entiende, el tribunal, que la rebaja de las sanciones solo beneficia al infractor y, por tanto, perjudica el fin último de la regulación del estacionamiento en superficie, que es la rotación. Pero además, puede disuadir a quienes pagan la zona azul y verde de forma voluntaria. Así lo dice cuando señala que «frente a lo oneroso de la conducta cumplidora, las consecuencias del incumplimiento en caso de ser detectado y regularizar suponen un premio que hace rentable arriesgar». Y añade que «la declarada apuesta por la rotación movilidad y compatibilización en el uso del espacio público que anima la regulación establecida en la ordenanza podría quedar, así, comprometida».

Pero además, el Tribunal Económico-Administrativo Municipal cuestiona la exención de pago reconocida a los vehículos eléctricos. «La formulación propuesta prevé un uso particular que restringe la utilización para el resto de la colectividad», advierte. Y lo mismo apunta respecto a la tarifa especial que será de aplicación a los autónomos (360 euros al año), de la que dice que «sin una justificación o motivación de cómo queda servido el interés general, dicha medida podría parecer discriminatoria».

Sin embargo, todas estas salvedades fueron contestadas por otro informe del Órgano de Gestión Tributaria. Así, respecto la estructura tarifaria, se asegura que se consigue primar, por este orden, el pago voluntario, la regularización de los excesos de tiempo y, por último, la regularización del estacionamiento sin tique.

Respecto a los vehículos eléctricos, se aclara que «se trata claramente de un beneficio fiscal de carácter medioambiental que consideramos necesario mantener como una medida más de incentivación de la movilidad y utilización de vehículos no contaminantes en nuestra ciudad». En todo caso, se advierte de que si se produjera una proliferación de vehículos eléctricos en la ciudad, «se debería revisar este supuesto» en el caso de que interfiriera en la disponibilidad de la zona azul y verde.

En cuanto a las dudas expresadas por el Tribunal Económico-Administrativo Municipal de las tarifas especiales para autónomos, el Órgano de Gestión Tributaria aclara que el objetivo de su inclusión es «facilitar el estacionamiento limitado para autónomos que (...) se dedican a visitas de servicios o realizar pequeñas cargas y descargas que requieren de un estacionamiento limitado en el tiempo, pero muy repetitivo, por lo que se les impone el límite máximo de dos horas en la misma zona, y de cinco horas en distintas zonas durante el día».