La ciudad cede cuatro parcelas para construir 400 viviendas públicas

El Ayuntamiento acuerda con el Gobierno canario la cesión de 10.564 metros cuadrados para edificar vivienda publica en el municipio tras un lustro. El objetivo es poder empezar a final de año.

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

El consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, suscribieron este viernes un protocolo de actuación que permitirá la construcción de 400 viviendas de promoción pública en cuatro barrios la ciudad. El proyecto, que se va a licitar y a comenzar en los próximos tres años, estará financiado con fondos regionales y se ejecutará en cuatro parcelas cedidas por el Ayuntamiento y que se ubican en los barrios de Tamaraceite, La MInilla y Arenales -que suman 10.546 metros cuadrados- y en una quinta que se encuentra en Vegueta y ya era de propiedad del Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) -con una superficie de 930 metros cuadrados-.

El acuerdo, que también rubricó el edil de Urbanismo Javier Doreste en el acto desarrollado en la sede de Presidencia del Gobierno en la capital grancanaria, fue calificado por el alcalde Hidalgo de «histórico, en el tránsito de los últimos cinco años», en los que «no se ha construido ninguna vivienda pública, no solo en el municipio» capitalino, sino en todo el archipiélago.

Añadió que para «el municipio con más población de Canarias y donde existen las mayores necesidades de vivienda» era «casi imperioso» que desde el Ejecutivo regional, «que es el competente en la materia», se pudiera «articular la posibilidad de tener nuevas promociones de vivienda pública».

Expuso que no fue posible en el anterior mandato a pesar de que se puso a disposición suelo para ese fin, porque «el Gobierno de Canarias no puso los recursos, no tuvo la voluntad o no quiso». Pero señaló que el actual Ejecutivo «ha cogido el toro por los cuernos desde el minuto uno», a pesar «de estas fechas complicadas que hemos tenido», por lo que «podemos decir que tenemos un protocolo para la construcción de 400 viviendas» en el municipio capitalino.

Hidalgo destacó que en los cinco años que el tripartito lleva al frente de la ciudad se ha hecho «un esfuerzo tremendo» por «garantizar las condiciones dignas de vida» de sus ciudadanos, así como «por la rehabilitación de viviendas en mal estado». Y puso como ejemplo la actuación desarrollada en Tamaraceite o la que se hará en Las Rehoyas.

El alcalde reconoció «el trabajo técnico» de ambas administraciones y expresó su deseo de que «sea el primero de muchos» acuerdos.

Por su parte, Franquis, apuntó que este protocolo supone «sentar las bases de lo que va a significar el futuro Plan de Vivienda de Canarias», que espera presentar en el Parlamento regional en julio.

El consejero recalcó que «la vivienda será unas de las prioridades» del Gobierno «ahora más que nunca». Ademas, destacó que el plan de vivienda «adquiere un protagonismo esencial» no solo porque se va a cubrir «una demanda social histórica», sino porque «forma parte esencial del pacto de rehabilitación económico y social».

En cuanto a los plazos, Franquis indicó que el objetivo es comenzar «cuanto antes» y «si es posible, empezar a finales de año». Además, señaló que «en los próximos mese podremos hablar de adjudicación».