Imagen de los pasillos de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. / Juan Carlos Alonso

Investigan a un menor por abusar de su prima, también menor de edad

El joven, presuntamente, se aprovechaba de la denunciante cuando esta se quedaba a dormir en casa de su tía. Ella se hacía la dormida por miedo

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Un menor ha sido denunciado por haber agredido –presuntamente– a su prima también menor de edad en unos hechos que sucedieron hasta el pasado año en Gran Canaria. Este procedimiento está siendo investigado por la Fiscalía de Menores de Las Palmas, que incluso ya ha citado a las partes para que presten declaración en la Ciudad de la Justicia.

Según la denuncia, los hechos ocurrieron durante «tres años» y siempre cuando la menor se quedaba dormir en casa de su tía, en el sureste de la isla. Muchas veces se acostaba en la misma habitación que ella, pero en las ocasiones en las que ella no estaba, presuntamente su primo aprovechaba para tocarle sus partes íntimas, le bajaba la ropa, la besaba por todo el cuerpo e intentaba practicar el coito con ella. En principio y ante la Guardia Civil, la menor refirió que nunca llegó a ser penetrada, aunque posteriormente en el juzgado, reconoció que su primo llegó a hacerlo.

De la misma forma, sostuvo que cuando era objeto de estos supuestos abusos sexuales, se hacía la dormida por miedo a la reacción de su primo.

Estos hechos sucedieron en ocasiones esporádicas durante tres años hasta que la última vez, el 23 de septiembre, la menor se levantó corriendo cuando empezó a ser abusada y se fue al baño a vestirse para, posteriormente, huir de la vivienda. De esta forma, contó a sus familiares lo ocurrido y fue a denunciar al puesto de la Guardia Civil de Santa Lucía de Tirajana.

En principio, la Fiscalía de Menores está investigando estos hechos por si podrían ser constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales a menor de edad y para ello, han citado a las partes para que presten declaración la próxima semana.

«Quiero pedirte perdón por la jilipollez que acabo de hacer»

Según la denuncia, después de cometer estos hechos, el denunciado envió un mensaje a la víctima en el que le escribió «quiero pedirte perdón por la jilipollez que acabo de hacer y por todas las veces que lo he hecho. He sido un puto imbécil, te he hecho muchísimo daño y antes de darme cuenta desde que lo vi, paré, pero parece que tengo un demonio», dijo. Añadió que «se que tú piensas que soy un demonio y que merezco prisión y yo creo que es verdad, pero si no llega a pasar, quiero que sepas que nunca más intentaré hacerte daño», escribió a la menor vía WhatsApp. «Has sufrido por mi culpa y me merezco todo lo que me quieras hacer», también expuso en los mensajes que fueron aportados a la Guardia Civil.