Imagen de archivo de una guardería municipal. / C7

Las guarderías privadas piden al Ayuntamiento la recuperación del cheque escolar

El Pleno debate una moción del PP que trata de instaurar una ayuda de 340 euros mensuales a las familias con niños de hasta tres años

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

En la capital grancanaria hay unos 6.180 niños con edades comprendidas entre cero y dos años. Frente a ellos, la oferta de plazas en las escuelas infantiles es de 3.200, tanto en el ámbito público (1.250) como en el sector privado. El Ayuntamiento subvenciona, con 4,5 millones de euros anuales, la escolarización en los centros municipales, de cuya gestión se encarga también una empresa privada. Pero desde 2014 no hay ayudas directas para los padres que optan por las guarderías privadas, bien porque no han conseguido plaza en las municipales, bien porque éstas no suponen una solución para la conciliación laboral y familiar.

En el pleno que se celebra este viernes, el PP presentará una moción que trata de recuperar esta subvención, pensada para que «las familias puedan elegir la escuela infantil que deseen, para conseguir el mayor porcentaje posible de escolarización de cero a tres años en nuestro término municipal».

La asociación de escuelas infantiles de Canarias apoya esta propuesta. Su vicepresidente, Artemi Cruz, entiende que la recuperación del cheque-guardería permitirá a muchas familias poder inscribir a sus hijos cerca del lugar de trabajo o del domicilio de los abuelos u otros cuidadores. «La mayoría de las escuelas municipales están situadas en barrios periféricos pero también hay pobreza en las zonas más céntricas», expuso, «conocemos casos como el de una madre soltera, que vive en Juan XXIII y que tiene la escuela municipal infantil más cerca en la zona de Pedro Infinito, cuando tiene que empezar a trabajar como camarera a las siete y media de la mañana en Vegueta».

El dato

  • 39 centros. La capital grancanaria cuenta con 39 escuelas infantiles. De ellas, once son municipales y el resto, de titularidad privada.

Cruz opina que apostar por cheques-guardería sería una opción económica para el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ya que, según sus datos, el coste medio de una plaza en las escuelas infantiles ronda los 340 euros, mientras que los de las municipales suben hasta los 600 euros.

«Las escuelas municipales no tienen una gestión pública y el dinero que paga el Ayuntamiento se lo llevan grandes empresas como Ralons, Clece o Trasa», prosigue, «pero las privadas son llevadas por autónomos de aquí, la mayoría mujeres, que podrían crear puestos de trabajo».

El representante de las escuelas infantiles aseguró que la crisis económica que ha venido de la mano de la pandemia, así como las restricciones impuestas para frenar su expansión han tenido una repercusión importante en los negocios. «Lo estamos pasando muy mal con la reducción de ratios y el aumento de los costes, estamos a una media del 60%», detalló, «hay muchos padres que ya no pueden pagar la escolarización porque están en ERTE o en el paro, y algunas escuelas infantiles han tenido que cerrar o se han tenido que endeudar».

Desde el Consistorio capitalino se explica que la subvención para la escolarización privada la concede la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que otorga ayudas directas a las familias y, por otro lado, subvenciones para sufragar los gastos corrientes de los centros.

Sin embargo, Artemi Cruz indica que todavía no se han gestionado los del curso 20/21, que suponen unos 150 euros al mes.

La portavoz del PP, Pepa Luzardo, defendió que los cheque-guarderías no solo ayudarían a mantener las guarderías, sino que también evitaría la destrucción de empleo y facilitaría la vida de las familias a la hora de escoger las escuelas que más convienen a sus intereses.