Un momento de la protesta ante las oficinas municipales. / C7

Los excluidos de la selección de chóferes de Guaguas se manifiestan ante el Ayuntamiento capitalino

Denuncian el desinterés del grupo de gobierno ante sus reclamaciones, que en noviembre se decidirán en sede judicial

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Un grupo de aspirantes excluidos en el último proceso selectivo de Guaguas para contratar a chóferes se manifestó en la tarde de este jueves ante las puertas de las oficinas municipales. Aunque sus reclamaciones siguen su trámite por la vía judicial y se está a la espera de celebración de juicio en noviembre de este año, ellos mantienen sus protestas para hacer visible el desinterés del grupo de gobierno respecto a su situación.

El proceso selectivo del que quedaron excluidos fue convocado por Guaguas Municipales en enero de 2020. La irrupción de la pandemia alargó unas pruebas que debían concluir con la selección de 175 personas para cubrir otras tantas plazas de guagüeros.

Un total de 1.157 aspirantes tomó parte en la selección. De ellos, pasaron las pruebas físicas 1.068 (104 mujeres y 964 hombres), pero al final solo pasaron los exámenes 244.

Entre ellos se hizo la selección para cubrir los puestos, en un procedimiento que generó más de cuatrocientas reclamaciones y, finalmente, una denuncia colectiva por parte de 64 excluidos que está pendiente de la celebración de un juicio.

«Nos hemos encontrado irregularidades en el proceso selectivo, como una supuesta filtración del examen», denunció el portavoz de este colectivo, José Luis Ramírez. Lo que piden a la autoridad judicial es que todo el proceso sea declarado nulo desde el principio.

Asegura que tanto la puntuación como la posterior revisión de las notas estuvo plagada de supuestas irregularidades. «Nos expulsaron a aspirantes que teníamos una nota superior a la de corte», detalla Ramírez, «nos puntuaron con un cero en un test de competencia, una prueba que es cualitativa y que, por tanto, solo podíamos ser calificados como aptos o no».

Cuando fueron a revisar las notas, la empresa que se encargó del proceso selectivo tampoco satisfizo sus necesidades de explicaciones. «Pedimos la hoja de reclamaciones y la empresa decía que no nos daba la hoja de reclamaciones, que tenía que ser Guaguas», abunda, «entonces llamé a la Policía, y en lo que venían los efectivos, cerraron la oficina y no la han vuelto a abrir».

Otra imagen de la concentración ante las oficinas municipales. / C7

Los denunciantes aseguran que han pedido una reunión con el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, «pero no quiere dar la cara». También hacen extensibles sus críticas al alcalde, Augusto Hidalgo.

«Esto no es una pataleta de opositor», culmina José Luis Ramírez.

Este periódico contactó con Guaguas Municipales para conocer su versión, pero la empresa prefirió declinar la invitación porque el asunto está judicializado en la actualidad.