El acceso a la iglesia del Carmen se controlará con seguritas el día de ella

La próxima semana se presenta el cartel de unas fiestas marcadas por la pandemia que obliga a controlar la afluencia al templo de La Isleta los días 15 y 16 de julio para garantizar la seguridad.

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

El próximo sábado 27 el templo de la calle Benartemi acogerá, a partir de las 20.00 horas, la presentación del cartel de las Fiestas del Carmen 2020. Una cita que este año viene marcada por la pandemia generada por el coronavirus y por las medidas de seguridad que marcan las autoridades sanitarias para tratar de frenar la expansión del virus.

Por eso, esta edición atípica de una celebración que marca el mes de julio en La Isleta se va a ver reducida a la mínima expresión, ya que la patrona de los marineros no podrá salir en procesión a recorrer las calles de un barrio que no disimula el fervor que siente por ella.

Precisamente la capacidad de convocatoria que tiene la Virgen es lo que ha llevado a la comisión de fiestas que este año se estrena con Alex Arce como presidente y a la Concejalía del Distrito a acordar destinar parte del presupuesto a «poner dos seguritas en la iglesia» -uno en cada uno de los dos accesos de que dispone el templo- los días 15 y 16 de julio, víspera y festividad del día de ella, como se conoce en La Isleta la festividad del Carmen.

El objetivo, explica el representante de la entidad que organiza los actos festivos, «no es tanto controlar el aforo de la iglesia, porque para eso ya estaremos nosotros dentro», como el flujo de personas que acceden a la misma y el de las que aguarden su turno para visitar una imagen que este año permanecerá en su camarín. «Esto es para la seguridad de todos, que es lo importante», insiste Arce.

Añade que aunque esos días «esperamos afluencia de gente», los fieles podrán cumplir con su visita a la Virgen del Carmen «con todas las garantías», porque «la iglesia se va a desinfectar, como ya estamos haciendo todos los días después de misa».

Más misas

Aunque las medidas decretadas por las autoridades sanitarias para frenar la pandemia imposibilitan la celebración de actos que supongan grandes concentraciones de personas, lo que impide las procesiones y los actos festivos como las galas y la romería en honor a la Virgen, La Isleta no quiere que el mes de julio pase sin más. «Julio no va pasar desapercibido, lo vamos a vivir desde el corazón», apunta Alex Arce, presidente de la comisión de fiestas, que invita a los vecinos a «engalanar las calles». Así, señala que el 6 de julio, día que debían arrancar oficialmente las fiestas, «a las 12.00 habrá como siempre el repique de campanas y la descarga de voladores». Además, se mantendrán los fuegos artificiales que la medianoche del 15 de julio anuncian la llegada del «día de ella» y la última semana habrá una charla de dos historiadoras del Obispado sobre la imagen del Carmen. Asimismo, el 16 de julio se celebrará un mayor número de misas para que todas las personas que lo deseen puedan acudir. Serán a las 5.00, 7.00, 9.00, 11.00, 13.00 y 18.00 horas y a las 20.00 horas la solemne eucaristía.