Denunciados por realizar vertidos en varias calles de Arenales

Los cuatro denunciados habrían cobrado más de 1.100 euros a una vecina de Arenales por retirar y supuestamente reciclar los residuos

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Agentes de la Unidad de Mediación y Convivencia (UMEC) de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria han denunciado a cuatro personas como presuntos autores de un total de seis vertidos de residuos como aparatos eléctricos, muebles despiezados y trastos similares en distintas calles del barrio de Arenales.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 17 de noviembre en la calle Jerónimo Falcón de la capital grancanaria, donde un testigo avisó a la Policía Local de que varias personas estaban vaciando un garaje lleno de muebles, trastos y residuos similares y trasladándolos en un camión para arrojarlos en los contenedores de las calles adyacentes.

Agentes de la Unidad de Mediación y Convivencia (UMEC) se trasladaron hasta el lugar y localizaron el camión donde transportaban los residuos, comprobando 'in fraganti' la actividad que llevaban a cabo sus ocupantes, quienes no tuvieron más remedio que admitir los hechos.

Se trataba de un total de cuatro personas que, para no llamar la atención en un mismo lugar, se trasladaron a seis puntos diferentes donde depositaban en el interior de los contenedores de residuos domésticos las bolsas que contenían aparatos eléctricos, muebles despiezados, metales y otros materiales que deben ser trasladados a un Punto Limpio o una planta de reciclaje.

Los agentes identificaron a los autores y acompañaron a los mismos a cada uno de los seis puntos donde habían tirado las bolsas con dichos materiales en los contenedores, comprobando que volvían a sacar las mismas y las introducían nuevamente en el camión.

En la investigación posterior, se comprobó que los residuos provenían de una vivienda cuya propietaria había contratado a los denunciados tras ver un anuncio en internet donde se anunciaban como empresa autorizada para la retirada de residuos, llegando a pagarles más de 1.100 euros para que reciclaran los mismos.

La Policía Local ha denunciado a cada uno de los cuatro autores por cada vertido realizado en los seis puntos detectados, iniciando un total de veinticuatro expedientes sancionadores, y además ha denunciado a quien se identificó como responsable de la empresa por no estar habilitado como gestor de residuos.

En total, la cuantía de las sanciones contempladas para los hechos denunciados superaría los 5.500 euros por diversas infracciones a la Ordenanza Municipal de Limpieza y a la Ley estatal de Residuos.

Finalmente la Policía Local ha puesto los hechos en conocimiento de Inspección de Trabajo, toda vez que existió contraprestación económica por el servicio contratado y ninguno de los denunciados pudo aportar contrato de trabajo o alta como autónomo en el epígrafe correspondiente de Hacienda para la actividad ejercida.