Pepa Luzardo denuncia en La Isleta el aumento de la ocupación ilegal de viviendas. / C7

El PP denuncia la inacción del tripartito ante el «aumento de la ocupación ilegal»

Los populares discrepan de la cifra de 29 viviendas forzadas ofrecida por el grupo municipal de gobierno a fines del año pasado

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Pepa Luzardo, denunció ayer, junto al concejal Ángel Sabroso, el aumento de casos de ocupación de viviendas en la capital grancanaria. Los ediles apuntaron que esta práctica está viviendo un repunte en barrios como el de La Isleta, donde han podido identificar, gracias a la colaboración vecinal a través de las redes sociales, hasta ocho calles con casas okupadas. De acuerdo a su listado, hay inmuebles afectados en las calles Temisas (edificio de tres plantas), Andamana, Anzofé, Coronel Rocha, Fontanales, Prudencio Morales, Tanausú y Tauro.

Pero además dicen que se ha extendido a otras zonas de la ciudad, como Guanarteme, en la calle Simancas; Triana, donde hubo que desalojar el edificio municipal de La Madrileña y otro propiedad del Cabildo en la calle Buenos Aires; los locales de Alcaravaneras; Vegueta, en una casa de propiedad particular; en el Puerto, en Doctor Miguel Rosas: en Arenales, en Suárez Naranjo; y hasta en Tamaraceite.

El Partido Popular denunció ayer la falta de reacción del grupo municipal de gobierno ante estos hechos, «ya que a algún miembro del tripartito no le desagrada», dijo en relación a Unidas Podemos.

La concejala Pepa Luzardo critica que el Ayuntamiento capitalino no tapie los edificios que no están en uso

Luzardo y Sabroso pusieron en duda los datos relativos a la ocupación de viviendas ofrecidas en diciembre de 2020 por parte del Ayuntamiento de Las palmas de Gran Canaria. En aquel momento, se cifró en veintinueve el número de casas ocupadas de manera ilegal en todo el municipio. El hecho de que solo en La Isleta se hubiera detectado la presencia de más de una decena de pisos y casas afectadas -en las ocho calles reseñadas- lleva a estos concejales a la conclusión de que los datos oficiales «no se ajustan a la realidad o que La Isleta tiene una tasa inusualmente alta de estas prácticas irregulares».

En la rueda de prensa ofrecida ayer junto al edificio del aceite Racsa, Luzardo también mostró su incredulidad respecto a las afirmaciones de que las casas ocupadas sean inmuebles abandonados. «Es incierto», dijo la portavoz municipal del PP, «primero porque no solo son casas, sino en algunos casos edificios completos. Y otra porque no son solo propiedades abandonadas, como hemos visto recientemente en la calle Isla de Cuba, donde se ocupó un edificio de apartamentos».

La edila critica que ni siquiera se actúe en los edificios abandonados. «El concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, nos dijo que iba a hablar con el de Urbanismo, Javier Doreste, para que tapiaran estas casas pero en el presupuesto de 2021 el servicio de Protección del Paisaje no tiene consignado ni un euro».

El concejal Ángel Sabroso indicó que «el 'modus operandi' de estas personas está modificándose», llegándose incluso a alquilar apartamentos por parte de los okupas.

Los populares insisten en la activación de una oficina antidesahucio en la que se pueda informar a los ciudadanos cuyas propiedades se ven ocupadas de las vías que tienen para evitar que el problema se prolongue y recuperen el uso de la propiedad.