Imagen de archivo de un agente. / C7

Las Palmas de Gran Canaria

Defienden la profesionalidad del teniente coronel psicólogo de Las Palmas

Ha sido citado a declarar por el Tribunal Togado Militar Central como denunciado

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha mostrado este lunes su «apoyo y solidaridad» hacia el teniente coronel Psicólogo de la Comandancia de Las Palmas, Marcos Martín del Castillo, quien ha sido citado a declarar por el Tribunal Togado Militar Central como denunciado.

En un comunicado remitido este lunes, la AUGC señala que Martín del Castillo tiene presentada una querella por deslealtad por la sargento jefa del Seprona de Lanzarote, Gloria Moreno, quien considera «infundado» un informe elaborado que instaba a implementar contra ella el protocolo de Acoso Sexual y Laboral.

La AUGC recuerda la profesionalidad del teniente coronel está más que acreditada y que su implicación «excede las obligaciones inherentes a su cargo», tras haber realizado infinidad de labores de apoyo psicológico en las numerosas desgracias que los guardias civiles han sufrido en las islas.

Afirma asimismo que esta citación por parte del Tribunal Togado se trata de «una simple investigación dentro del proceso penal», al objeto de determinar si pudiera existir delito y, en su caso, continuar con las diligencias.

Respecto a la actuación de Martín del Castillo, recalca que ésta se limitó a seguir el protocolo de acoso aprobado por el Director General, ya que «es por todos conocida la gran disponibilidad del teniente coronel a la hora de ayudar a todos los compañeros«.

Marcos Martín cuenta en su historial con «una activa participación en los hechos trágicos» que han afectado a miembros del Cuerpo, como sucedió con el accidente de la compañía aérea Spanair, destaca la AUGC.

«Si al compromiso profesional se suma su carácter cercano y afable no es de extrañar que sea una persona muy querida por los guardias civiles destinados en Canarias, siendo el único psicólogo que hay en la Comunidad Autónoma para atender a más de 3.000 agentes«, subraya.

A su juicio, las «responsabilidades desbordantes» a las que tiene que hacer frente el teniente coronel «son reflejo de la falta de implicación de la Dirección General de la Guardia Civil en la protección de la salud, física y psíquica», de los agentes.

Por otra parte, AUGC insiste en la necesidad de que la Guardia Civil «se tome en serio» al servicio de sanidad y de prevención de riesgos laborales.

Añade que como denuncia desde hace tiempo, la escasez de personal tiene colapsado al servicio de sanidad y, un ejemplo de ello es que, para un colectivo de 80.000 agentes y con un índice «muy alto» de suicidios, bajas y jubilaciones por motivos psicológicos, la Guardia Civil contaba en 2018 con una plantilla de 51 personas, tres menos que un año antes.

En su opinión, en peores condiciones se encuentra el servicio de prevención de riesgos laborales, y dado que la Administración está obligada a evaluar los riesgos psicosociales a los que están expuestos los trabajadores, «con plantillas muy por debajo del mínimo fijado por ley, la Guardia Civil es incapaz de realizar la primera evaluación de los riesgos genéricos de cada puesto« de trabajo.