Daniela posa en el escenario en el que la noche de este viernes se coronó como reina del carnaval 2022. / COBER

Reina del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022

«Cumpliré todas las obligaciones, me he preparado para esto toda la vida»

Daniela Medina Ortega ha visto cumplido su sueño de reinar en el carnaval de 'La Tierra' como ya hizo su hermana Silvana en 2007

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Daniela Medina Ortega, la reina del carnaval de 'La Tierra', comenzó en la mañana de este sábado a cumplir con las obligaciones de un trono con el que soñaba desde que en el año 2007 su única hermana, Silvana, lo lograra defendiendo también un diseño de Juan Carlos Armas.

-Parece que la noche iba de sueños por cumplir, el de emular a su hermana y lograr la corona de reina y el que encerraba el nombre de su vestido.

-Sí, mi fantasía se llama 'Abrazando un sueño' y es de Juan Carlos, al que conocemos hace muchos años ya, porque él diseñaba para la comparsas de mis padres, Río Bamba, y fue el creador de la fantasía de mi hermana, 'Alma de cristal', que salió con mi mismo número, el seis.

-Una señal.

-Sí, desde que saqué en el sorteo del orden de participación el número seis fue como algo mágico para mí. Todo eran buena señales desde ese momento. Fue una ilusión pero es que yo estaba convencida de que iba a sacarlo y la verdad es que ha salido todo como quería.

-¿Era mucha la responsabilidad que tenía?

-Sí, mucha responsabilidad porque vengo de una familia carnavalera, comparsera y todos saben mucho de carnaval. Yo, por ser la más estudiosa, la que estaba siempre con los libros, no podía dedicarme tanto como el resto de mi familia. Pero, vamos, que soy carnavalera y desde que estaba en la barriguita de mi madre estaba bailando en la comparsa.

-Una familia carnavalera y ahora con pleno de reinas.

-Sí, somos dos hermanas y las dos reinas. Mi diseñador dice que ahora solo falta mi madre en la gran dama (risas). Pero no creo que la tentemos, ella es más de estar en el 'backstage'. Aunque, eso sí, le gusta tener dos hijas reinas, dos coronas en casa, y es que echábamos de menos la corona, porque hace ya 15 años que la ganó mi hermana.

-Usted tiene 27 años así que era muy pequeña entonces.

-Sí, yo tenía 11 o 12 añitos y ese año me había presentado también a reina infantil y quedé primera dama. Así que ese fue un año muy feliz.

- Y este 2022 le llegó el momento de participar en la gala adulta. ¿Cómo fue el momento en el que por fin sale al escenario de Santa Catalina?

-Estaban todos nerviosos y yo estaba súper tranquila, y me decían: parece que hayas ensayado para esto toda la vida. Y es que como era un sueño que quería lograr con tantas ganas, me dije: es mi momento y tengo que aprovecharlo y disfrutarlo.

-Entonces, esos tres minutos en los que defendió su vestido fueron realmente de disfrute, los aprovechó.

-Sí, los disfruté de principio a fin y se me hicieron cortos (risas). Y creo que cuando escuché mi nombre fue entre que no me lo creía y me lo creía a la vez. Fueron muchas emociones.

-Es usted la primera reina postpandemia, un hito que quedará en la historia del carnaval capitalino.

-Sí y es que creo que los carnavaleros y los no carnavaleros, incluso, teníamos ganas ya de alegría y fiesta en la calle. Y aunque ahora no tengamos el carnaval de la calle, que ya sabemos que es en verano, ya se palpa el ambiente de lo que nos proporciona el carnaval, que básicamente es la alegría.

-La fiesta en la calle tiene que esperar por las actuales circunstancias sanitarias pero la reina va a esa cabalgata, ¿verdad?

-Claro, estaremos en la cabalgata dándolo todo y además que es un carnaval en verano, que nunca lo hemos tenido. Así que a disfrutarlo, a aprovechar y pensar en disfraces que puedan ser más de verano, ya que nos quejamos de que en febrero siempre llueve cuando lega el carnaval.

-Será una cabalgata atípica.

-Exacto, pero me encanta que sea algo diferente, atípico y me encanta la propuesta que han llevado a cabo, que sigan con nuestro carnaval en pie y que hayan buscado la manera de poder realizarlo.

-Una corona que ansiaba y ya tiene pero que conlleva unas obligaciones. Por razones profesionales reside en Barcelona, ¿cómo va a hacer para cumplir atender esos compromisos?

-Las voy a cumplir todas, que no se preocupen que me he preparado para esto toda la vista. Además, en el trabajo me apoyan al 100% y eso es muy importante, tengo a toda la clínica conmigo (trabaja en un centro de medicina estética en la ciudad condal).

-¿Qué es lo que más la ilusiona de lo que supone ser reina de la principal fiesta de su ciudad?

-El carnaval es mi fiesta, te diría que para mí es mas importante que la Navidad y que cualquier fiesta del año (risas). Por eso yo solo estoy deseando que llegue febrero para verme todos los concursos, las galas, todo.

-¿Cómo ve el futuro de la fiesta tras este impasse al que obligó la pandemia?

-Ahora somos más conscientes de todo, llevamos la fiesta pero con prudencia y respetando las medidas, como se ha hecho aquí, y venimos con más ganas.

-Cómo explicaría a los carnavaleros quién es Daniela.

-Soy my emotiva. Soy médico y toda la vida he sido una niña con muchos sueños, uno de los cuales se ha hecho realidad. Y tanto para conseguir la carrera como ser reina ha sido con mucho esfuerzo y dedicación (asegura sin poder contener las lágrimas sobre el escenario).