Borrar
La asociación Cofiris demanda mejoras en el entorno de la ermita. Cober
Risco de San Nicolás

«No cuidan el patrimonio»

Vecinos de San Nicolás, en Las Palmas de Gran Canaria, reclaman una actuación de mejora en el entorno de la ermita del barrio | Critican la falta de cuidado de un espacio que despierta interés entre los turistas

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 1 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«No cuidan el patrimonio», denuncia Israel Medina, presidente de la asociación vecinal y cultural Cofiris de San Nicolás, mientras recorre el entorno de la ermita que se ubica en la parte baja del risco de Las Palmas de Gran Canaria, entre las calles Álamo y Real del Castillo.

Señala el «abandono» al que somete el Ayuntamiento capitalino a una zona en la que además de la ermita de San Nicolás de Bari, que data del año 1697, se ubica en la plaza vecina «un edificio municipal del que hay que conservar la fachada, pero que está lleno de basura y que incluso se ha quemado», o el Pilar de la Fuente del Risco, un elemento que se encuentra incluido en la Carta Etnográfica de la Fedac y que asegura tampoco recibe el trato que considera merece un elementos que forma parte de la historia del barrio.

«El estado del pavimento y los adoquines es una de las cosas que más me preocupa», reconoce Medina. «En lugar de poner piedra nueva en las partes que se han ido deteriorando, se puso un parche de asfalto sobre los adoquines», dice sobre la imagen que se aprecia en un tramo de la vía a la que va a dar la escalinata de la ermita de San Nicolás de Bari.

También señala el «hundimiento» que presenta la calzada en el lateral derecho de la ermita, el que mira a la calle Real del Castillo. «Se ha hundido tanto que cabe una mano», dice mientras demuestra lo que dice.

Piden actuaciones en un entorno que interesa a los turistas. Cober
Imagen principal - Piden actuaciones en un entorno que interesa a los turistas.
Imagen secundaria 1 - Piden actuaciones en un entorno que interesa a los turistas.
Imagen secundaria 2 - Piden actuaciones en un entorno que interesa a los turistas.

Añade que en el otro lateral de la ermita, el que da a la calle Álamo, las cosas tampoco están mejor. «Las aceras no son transitables», expone.

De igual modo se queja de que no se repongan los bolardos que delimitan el contorno de la ermita para evitar que conductores poco concienciados dejen sus vehículos. «Augusto Hidalgo dijo de poner unos maceteros, pero nunca se pusieron», indica.

También ha solicitado que se pinte el muro de la plaza de San Nicolás, actuaciones todas ellas que ha demandado en «muchísimos escritos» y que entiende contribuirían a mejorar la imagen de un barrio que despierta el interés de muchas de las personas que visitan la ciudad. «Vienen muchos turistas a ver la ermita pero si ven el estado que tiene este entorno, ¿qué imagen se llevan?», cuestiona al tiempo que él mismo se responde que la misma que cuando acceden risco arriba en busca del Castillo de San Francisco.

Poda solo por las fiestas

Pone como ejemplo de la carencia de servicios que sufre esta parte del risco la situación en la que se encuentran los árboles. Al respecto señala que la falta de poda que tenía el ejemplar que se ubica en el frontis de la ermita era tal que dificultaba la salida del santo en la procesión que el barrio celebra por su festividad en diciembre. «No podía salir el santo por las ramas que había, así que podaron éste, pero el otro lo dejaron tal cual», comenta mientras señala al que se encuentra a escasos metros en la plaza de San Nicolás, en las proximidades del Pilar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios