Imagen de los contenedores que originaron la queja. / JUAN CARLOS ALONSO

El Consistorio trasladará contenedores en la plaza del Pueblo a petición vecinal

Familiares de una mujer de 89 años y enferma lo pedían desde abril pues afirman que no pueden abrir las ventanas por los «malos olores» y «bichos»

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Los familiares de una mujer de 89 años que lleva ocho postrada en una cama por problemas de salud recibieron este miércoles la buena noticia de que el problema que vienen denunciando al Ayuntamiento capitalino desde el pasado mes de abril tendrá una pronta solución.

Así al menos se desprende de la comunicación que los allegados de esta vecina de la calle Princesa Guayarmina, a la altura de la plaza del Pueblo, aseguran recibieron de la Concejalía del Distrito Isleta-Puerto-Guanarteme en la que se les confirma que, a la mayor brevedad posible, se procederá a trasladar los contenedores de reciclaje que hace unos meses se instalaron frente a la casa en la que reside.

Los familiares de esta anciana de La Isleta explican que «los contenedores de reciclaje siempre han estado junto a los de la basura», en una esquina de la referida calle. Pero hace unos meses los trasladaron y los depositaron a la altura de la vivienda en la que reside la mujer. Un cambio que señalan no le ha traído más que problemas.

Así, comentan que la habitación de la anciana da a la calle y la presencia de estos recipientes de vidrio, plástico y papel y cartón impide «abrir las ventanas para ventilar» por «los malos olores» que desprenden y por la presencia de «cucas y mosquitos».

Los allegados de esta vecina aseguran que en verano incluso «sufrió varios golpes de calor» ante la imposibilidad de abrir y ventilar convenientemente la estancia. Además, señalan la molestia que provoca el camión que vacía «el vidrio, que viene a la 5 de la mañana». Aunque afirman que «lo peor son los bichos y los malos olores».

Dicen que en este tiempo no han dejado de denunciar la situación preocupados por la salud de la anciana, y parece que esa insistencia va a tener respuesta.