El escenario del parque de Santa Catalina recibe los últimos retoques antes del inicio de la fiesta este viernes. / Cober

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se pone serio contra el cambio climático

La fiesta arranca hoy sobre un escenario cargado de guiños al espectador, al que trata de convencer de que cambie su relación con el planeta

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El venerable Jorge de Burgos alertaba del poder de la risa. «Mata el miedo», advertía a Guillermo de Baskerville en 'El Nombre de la rosa'. Las implicaciones del aserto son abisales, pues indican que el humor no solo mina la realidad, sino que la mesura. Y, por eso, la risa es tan buena conductora de contenidos. Su poderosa didáctica tiene reflejo en la escenografía que Sergio Macías ha levantado en el parque de Santa Catalina para abrigar el carnaval de La Tierra, que esta noche arranca con el pregón de La Trova, meteorología mediante. Bajo la evocación de civilizaciones extintas, la escena lanza un mensaje sobre el cambio climático y la necesidad de repensar nuestra relación con el planeta. Pero lo hace con guiños simpáticos, como un desfile de fauna carnavalera del que no se pueden desvelar más detalles o algunos lemas que animan a cuidar nuestro planeta «porque es el único planeta con carnaval (que sepamos)».

La profundidad del escenario no es solo la hondura en la que se mueve el pulpo, al que se le ve un rejo de 12 metros de altura; o en la que nada un cetáceo cuya cola se hunde en el glaciar derretido que conforma el suelo..., es también la semántica del corcho tallado y recubierto por una capa de poliurea que da vida a los elementos; o las imágenes que proyecta el bordado de pantallas LED; o el reciclaje continuo de piezas que saltan del carnaval a otros actos antes de volver al parque.

«Al final, el carnaval es sátira y la escenografía también tiene que hablar de eso», expone el escenógrafo, « la crítica tiene que estar presente; estando en el tiempo en el que estamos, hay que mostrar también responsabilidad sin quitar espacio al carnaval y a la risa».

Por eso, se ha tratado de que los distintos elementos contribuyan a recordarnos los efectos del calentamiento global. «Es más que un escenario bonito», justifica Sergio Macías, «es un escenario con un importante peso de crítica, propia del carnaval, sobre el cambio climático».

Vídeo. Sergio Macías es el autor del escenario. / Cober

El escenario es un ecosistema que mezcla las strelitzias con los corales y unas grandes hojas. A nuestros pies, las tablas son el único elemento de madera y recrean el deshielo del Ártico, con un mar azul filtrándose por las heridas que presenta el hielo.

Las antiguas civilizaciones tienen también presencia como advertencia de futuro. Se suceden columnas de templos egipcios, mesopotámicos y griegos, con dos cariátides que soportan el peso del mundo, como una alegoría del papel de la mujer en la historia. Hay también reproducciones de la escritura cuneiforme, de los jeroglíficos mayas y egipcios, de grabados incaicos y los rastros que dejaron los aborígenes de las islas canarias.

Estas huellas son un mensaje del diseñador del escenario del carnaval. «Es cómo veríamos la Tierra de lejos, dentro de muchos años», como un espectador que observa el planeta azul después de haberlo abandonado o haber escapado de él.

El fondo se remata con una gran lona de 50 metros de ancho por 18 metros de alto en la que se esbozará el perfil de Las Palmas de Gran Canaria.

Algunos detalles de la escena. / Cober

Como Eratóstenes de Cirene, Sergio Macías también da las medidas de su planeta: una superficie de 1.200 metros cuadrados; una anchura de cuarenta metros; y una altura de dieciocho metros en su punto máximo. El montaje ha requerido el tallado de un total de 1.800 metros cúbicos de corcho que llegaron a la ciudad en once contenedores.

Pero en lo que destaca este escenario es el despliegue de unos doscientos metros cuadrados de pantallas LED, que permitirán aportar movimiento y efectos visuales que harán lucir aún más la gran pirámide que se erige entre los edificios Elder y Miller. Además, servirán para identificar los cuatro elementos de la naturaleza en los diferentes momentos que tengan las galas.

En todo caso, Sergio Macías descarta que el futuro de la fiesta se encamine hacia la tiranía de lo tecnológico. «No podemos caer en el vicio de la tecnología», señaló el interiorista, «el escenario debe seguir siendo volumétrico y debe aunar la tecnología con una parte artística».

Maquillaje corporal

Por otro lado, el Ayuntamiento anunció este jueves que los periodistas Pilar Romeu y David Perdomo serán los presentadores del concurso de maquillaje corporal, que se celebrará este lunes, a partir de las 21.00 horas, con la participación de diez modelos.

Como novedad, este año el concurso pasa a ser internacional y la persona ganadora, además del premio en metálico, irá patrocinada al 'World Bodypainting Festival' de Austria.

La noche estará amenizada por Última Llave, Playa Coco, Neo Pinto, Tutto Durán y drag Hugáceo Cruiente. También está previsto un desfile de fantasías de carnaval del diseñador Willie Díaz.

Las entradas para disfrutar en el parque del concurso de maquillaje corporal se encuentran disponibles en lpacarnaval.com o entrees.es. Además, el acto podrá ser seguido desde casa a través de Televisión Canaria.