La capital repara once muros con un coste de 5 millones de euros