Red Eléctrica ha parado los trabajos en la zona de afección del lagarto hasta que el Cabildo concluya la actuación. / Cober

El Cabildo comienza a retirar los lagartos de la obra de Reina Mercedes

Personal del Centro de Recuperación de Fauna de Tafira empezó este jueves a instalar trampas para capturarlos y liberarlos en una zona segura

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

Personal del Centro de Recuperación de Fauna de Tarifa, dependiente del Cabildo de Gran Canaria, comenzó en la mañana de ayer a instalar trampas para retirar los ejemplares de lagarto canario que se encuentran en una zona en la que Red Eléctrica de España informa se procederá a «retirar una escollera» que sustenta un apoyo de la línea «de 66 kV Jinámar-Buenavista», para sustituirla por «un muro de contención» en la urbanización Reina Mercedes.

Unas obras que la compañía asegura se realizan «para la seguridad de las personas y del suministro» y que, aclara, permanecen «paradas en la zona de afección de los lagartos, en la de la escollera, hasta que el Cabildo ponga las trampas para cazarlos y los reubique».

Si bien, señala, sí se continúa con unos «trabajos de muy baja intensidad» para «construir un muro en la zona cercana, que no tienen que ver con la escollera» y que «no requieren de unos permisos de impacto ambiental».

Recordar que fueron los vecinos de Reina Mercedes los encargados de alertar, en la mañana de este miércoles, al centro de recuperación de la entidad insular del inicio de estos trabajos, ya que temían por la integridad de la colonia de lagartos canarios que aseguran puebla desde hace varios años una parte de la ladera en la que se iban a desarrollar.

«Desde que recibimos la alerta empezamos a hacer todos los trámites para poder actuar de manera legal» en una parcela que «es del Ayuntamiento», expone Eduardo Salcedo, capataz del Centro de Recuperación de Fauna de Tarifa.

Apunta que «un operario del centro acudió con un agente de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias» a la zona en la mañana del miércoles y «hablaron con los trabajadores de la obra, que «se mostraron muy dispuestos a colaborar, hasta el punto de no tener problema en aplazar hasta el lunes que viene la ejecución», para permitir de este modo que se lleve a cabo la labor de rescate de los lagartos.

Así, comenta, en la mañana de este jueves, «fue un compañero a colocar trampas y carteles que indican que esas trampas están colocadas por el Cabildo, para que nadie las toque y poder trasladar a los lagartos».

Añade que «esas trampas son bastante efectivas» y que el procedimiento consiste en «ponerles tomate» para atraerlos, con lo que «el lagarto entra por el tubo y luego se resbala y no puede salir». La eficacia del sistema se demostró en pocas horas, ya que durante la mañana se capturaron varios ejemplares.

Salcedo dice que «la idea es que cada mañana se hagan un par de recogidas» y aunque «de momento hay cuatro trampas puestas», se están «recopilando otras que hemos ido dejando a otros usuarios en sus casas» porque «esto nos ha cogida de sopetón».

Asimismo, explica que «vamos a estar hasta el lunes» con esta tarea de rescate y se muestra optimista en cuanto al número de ejemplares que se pueden recuperar, porque «en cuatro días y actuando por las tardes de esta manera, creo que se pueden sacar bastantes lagartos»

Una vez rescatados los lagartos se procederá a su liberación en zonas seguras. «Sitios alejados de las carreteras, con tabaibas o cardones, en entornos termófilos o costeros o en zonas de barranco», indica.