Los trabajos se encuentran en la fase de encofrado y compactado. / ARCADIO SUÁREZ

El belén de arena mirará a La Palma

La playa de Las Canteras acoge ya los trabajos de la 16ª edición de la muestra de arte efímero que se inaugurará el 3 de diciembre con un guiño a la Isla Bonita y a los maestros

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La playa de Las Canteras acoge estos días los trabajos de preparación de una arena que las manos expertas d e especialistas en el modelado de este singular materia l van a trabajar, desde la semana que viene, para transformarla en una c ita imprescindible de la Navidad en Las Palmas de Gran Canaria, la representación de un belén que cumple su 16ª edición.

Las labores de encofrado y compactado de la arena que se desarrollan desde el pasado miércoles día 10 en el principal arenal de la ciudad, a la altura de la plaza de Saulo Torón, resultan determinantes para garantizar que los artistas puedan desarrollar su trabajo sin contratiempos, tal y como señala Miguel Rodríguez, que junto a Aday Rodríguez dirige esta muestra de arte efímero que está previsto que se inaugure el próximo 3 de diciembre.

Explica que es fundamental seleccionar correctamente la arena con la que van a trabajar los escultores invitados, que este año son ocho y recalarán en la ciudad procedentes de Rusia, Canadá, Estado Unidos, Irlanda, Inglaterra, Francia, Lituania e Italia. «Es importante elegir bien la zona de la que se extrae la arena, porque si se trata de arena de la orilla el grano es mayor y se separa, por lo que no sirve para la compactación porque está libre de arcilla».

Apunta que es un detalle que se tiene muy en cuenta en estos días previos al inicio de la fase de modelado y que conoce perfectamente la persona que se encarga de llevar el tractor que acomete esta tarea, «porque ya ha trabajador otros años con nosotros» y evita recogerla de la zona más cercana a la mar.

Detalle de los trabajos que se desarrollan en el arenal capitalino. / Arcadio Suárez

Además, Rodríguez explica que la experiencia acumulada durante tantos años le permite percatarse a simple vista de si la arena es la adecuada o no en cuanto se le aplica agua con la manguera para el compactado. Pero que en cualquier caso, si se quiere estar absolutamente seguro de que se ha seleccionado correctamente este material, no hay más que tocarla con las manos. « Al coger un puño de la arena ya mojada se prensa en la mano, y si queda como una pella es que sirve para compactar. Pero si se separa es que no es la adecuada», indica.

Avanza que como en anteriores ocasiones, serán ocho las escenas que van a integrar la presente edición del belén de arena y que en cuanto a plazos, «vamos bien», pues solo quedan por culminar tres de los cajones de los que saldrán unos diseños que ya están pensados y que ahora hay que trasladar a los escultores que trabajarán con cada una de ellas. Unas estructuras de 4x3 metros en la mayoría de los casos, aunque también hay alguna de 4x4.

Como es habitual, se van a recrear escenas propias de la festividad religiosa que se conmemora a las que se sumará una fuente en la que va a participar Bentejuí Ojeda, hermano de Etual, que será la representación española en el equipo de artistas.

Asimismo, avanza que este año las escenas del Nacimiento y la de los Reyes Magos van a estar juntas -pero realizadas por dos artistas diferentes-, lo que va a implicar una modificación en el habitual circuito que realiza el visitante.

Además, a los responsables de la dirección del belén de arena de Las Canteras siempre les gusta incluir en el diseño del mismo una nota de actualidad o bien rendir homenaje a grupos de población, colectivos profesionales que se hayan significado por una determinada circunstancia o lugares que hayan vivido alguna situación extraordinaria, bien por circunstancias naturales o provocadas por el ser humano. De ahí que este año no hayan dudado en dirigir su mirada hacia la Isla Bonita.

« Habrá un guiño a La Palma y a los maestros», anuncia Miguel Rodríguez. Aclara que en ningún caso será un recuerdo enfocado «de una manera dramática» y que lo que buscan es «levantar el ánimo» a esas personas para las que la erupción del volcán ha supuesto una tragedia pues se ha llevado consigo en muchos casos sus hogares y sus medios de vida y que afrontan el futuro con incertidumbre. De ahí que señale que ese gesto hacia la Isla Bonita se centra «en su gente» pero también en su principal cultivo, «las plataneras».

En cuanto al modo en que la situación sanitaria que aún existe por la pandemia de la covid-19 puede influir a la hora de visitar el belén de arena, muestra su confianza en que «si todo sigue bien, no tiene que haber problemas». Así, comenta que s e va a controlar la afluencia para no superar el aforo de 50 personas en el interior y que el acceso se hará siempre «con mascarilla».

Hay que recordar que este espacio registró en su última edición 80.146 visitas.