La rebaja provisional de los gastos alcanza los 57 millones hasta la aprobación de los siguientes presupuestos. / juan carlos alonso

El Ayuntamiento prorroga sus cuentas con un recorte provisional de gastos del 15%

Los gastos de capital se reducen a la mínima expresión hasta que se aprueben los presupuestos correspondientes a 2022

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El coordinador general de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de la capital grancanaria, Antonio Ramón Balmaseda, emitió una resolución a fines del pasado año por la que se acordó la prórroga del presupuesto municipal de 2021 con sus bajas correspondientes. Estas cuentas capitidisminuidas se mantendrán vigentes hasta que entre en vigor el presupuesto de 2022, que aún no ha sido aprobado en su fase inicial por parte del Consistorio.

La prórroga del presupuesto municipal anterior se activa de manera automática una vez que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no aprueba sus cuentas anuales antes de que comience el año. Sin embargo, la norma determina que haya unos ajustes a la baja, ya que no se pueden prorrogar modificaciones de créditos, ni las partidas destinadas a «servicios o programas que deban concluir en el ejercicio anterior o estén financiados con crédito y otros ingresos específicos o afectados que, exclusivamente, fueran a percibirse en dicho ejercicio».

Con estos mimbres, el grupo de gobierno ha prorrogado un presupuesto que recoge una reducción del 8% del capítulo inicial de ingresos, de forma tal que se prescinde de 32,59 millones de euros, hasta quedarse una cifra ajustada de 353,4 millones de euros. En cuanto al capítulo de gastos, la rebaja es de 57,31 millones de euros, lo que representa un descenso del 15% en relación al presupuesto inicial. De esta manera, los gastos prorrogados ajustados del Ayuntamiento se limitarán a 328,49 millones de euros.

Los ajustes a la baja que se aplican al presupuesto municipal no tocan los ingresos por impuestos indirectos, ni los gastos de personal o los previstos en bienes y servicios.

Imagen de archivo de la p resentación de unos presupuestos por parte del alcalde, Augusto Hidalgo. / Juan Carlos Alonso

El sexto presupuesto que se aprueba fuera de plazo

El presupuesto de 2022 será el sexto consecutivo que se aprueba cuando ya está iniciado el ejercicio económico al que se refiere. Desde el año 2016, cuando se aprobó el 3 de diciembre, no se produce un impulso de las cuentas dentro del plazo. Las cuentas más tardías de los últimos tiempos fueron las del año 2012, hace ya una década, pues fueron aprobadas el 28 de marzo.

Los ajustes a la baja que se aprobaron hace menos de un mes, antes de la prórroga automática de las cuentas, afectan básicamente a las transferencias de capital (-17,18 millones de euros respecto a las previsiones), lo que tiene su traslación a los capítulos de inversiones reales, que registran casi 49 millones de euros menos que la previsión inicial.