Un altar para Fernando Vialard

Los vecinos de Alcaravaneras realizan un improvisado homenaje tras la pérdida de una persona sin hogar que vivía por la zona

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

«Quizás a muchos el nombre de Fernando Vialard no les suene de nada», relatan los vecinos del barrio capitalino de Alcaravaneras, que este martes han improvisado un altar en su honor. Depositaron mensajes cariñosos y flores en el banco frente a la farmacia de la calle Pío XII, delante de las antiguas oficinas de Bankia, en el mismo lugar donde cada día se sentaba esta persona sin hogar.

«Era un poco pillo: cuando pasaba alguna muchacha guapa saludaba con piropos, siempre respetando», continúan en un mensaje en redes sociales. Era un hombre educado, afirman, que no se metía con nadie e, incluso, algunos domingos obtenía un «premio» por parte de los vecinos que le ofrecían algo de comida, sin que él la pidiera.

Aseguran los que le conocían que poco a poco se fue haciendo un hueco en el corazón de los que pasaban por allí cada día, motivo por el que han querido recordarle «el banco donde paso cada día, cada noche y cada madrugada, el que era su casa».