Circulación de entrada a la capital grancanaria desde el sur. / ARCADIO SUÁREZ

Unos 10.000 vehículos se matricularán en la capital grancanaria a lo largo del presente año

El Ayuntamiento calcula que el impuesto de circulación le reportará este año unos 15,31 millones de euros, un 5% menos que en 2020

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El presupuesto municipal para este año basa sus cálculos en la posibilidad de que este año unos 10.000 vehículos nuevos se matriculen en la capital grancanaria. Se trata de una cifra que «se calcula sin conocerse si se van a aplicar planes de ayudas por el Estado y la Comunidad Autónoma para la adquisición de vehículos, ni evidentemente la evolución de la economía».

El padrón motorizado de la ciudad está formado por 222.715 vehículos, 4.386 menos que en 2020. Por tanto, si se incorporan esos 10.000, el número de coches nuevos que se sumarán a las carreteras será de 5.614.

Aún así, las 10.000 nuevas matriculaciones son la previsión más baja de los últimos años. En los presupuestos iniciales se calculaba para 2020 la incorporación de 16.000 altas nuevas de vehículos. Esta misma cifra se barajó en el caso de 2018, mientras que en 2019 se apostó por las 17.0000.

La cuota media del impuesto de circulación será de 66,85 euros en 2021 frente a los 67,9 del año pasado

La realidad no siempre ha ido acompasada a las previsiones de la Corporación. En 2020, frente a las 16.000 altas, se matricularon finalmente 11.155, según los datos oficiales que maneja el Instituto Canario de Estadística. También en 2019, el pronóstico (17.000) superó a la realidad, pues ese año se adquirieron un total de 15.893 vehículos. Sin embargo, en 2019, el vaticinio municipal (16.000 matriculaciones) se vio superado por el comportamiento económico y ese año se compraron 17.737 coches.

Los presupuestos, que se quieren llevar a su aprobación inicial a fines de la semana que viene, se realizan en base a las simulaciones realizadas con los datos de la Dirección General de Tráfico. En el caso de las cuentas de este año, se tomó en consideración el ritmo de compraventas hasta el 30 de septiembre.

Así las cosas, y teniendo en cuenta las bonificaciones, se calcula que las 10.000 nuevas matriculaciones generarán unos ingresos por el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) por valor de 417.825 euros.

A esto hay que sumar lo que pagarán los propietarios de vehículos que conforman el padrón de contribuyentes por el impuesto de circulación. Los titulares de los 222.15 recibos controlados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria dejarán en las arcas públicas 14,89 millones de euros. Así, en total, a lo largo de 2021, este impuesto generará 15,31 millones de euros.

Se trata de una cuantía un 5% inferior a la prevista en 2020, cuando el presupuesto general consignó como ingresos 16,1 millones de euros por este tributo.

Bonificaciones

La radiografía del parque móvil de la capital grancanaria que se desprende de las cuentas municipales se completa con otros 41.026 vehículos que se benefician de algún tipo de exención o bonificación contemplada por la ordenanza fiscal.

Así, se calcula que están exentos del pago o bonificados de su abono al 100% un total de 36.378 automóviles. Se trata de aquellos vehículos declarados como históricos por parte de la Comunidad Autónoma y los que tienen más de veinticinco años desde su primera matriculación.

Otros 4.276 pueden acogerse a la bonificación del 75% de la cuota del impuesto. En este caso se encuentran los eléctricos, los híbridos y los que se propulsan con autogás de modo exclusivo.

Además hay 372 unidades que no están sujetos al IVTM porque se trata de coches que aunque fueron dados de baja, tienen autorización para circular de manera de excepcional con motivo de la celebración de exhibiciones, certámenes o carreras. En este grupo están incluidos también «los remolques y semirremolques arrastrados por vehículos de tracción mecánica cuya carga útil no sea superior a 750 kilogramos». El panorama se completa con aquellos otros que están exentos del pago: los coches oficiales, las ambulancias y los que están a nombre de personas con movilidad reducida para su uso exclusivo.

La cuota media del impuesto de circulación será de 66,85 euros. Este importe resultará un 1,5% más barato que en 2020, can do era de 67,9 euros.

Atasco en la salida del Sebadal. / C7

Más todoterrenos, furgonetas y ciclomotores

El número total de vehículos matriculados en la capital grancanaria en 2020 fue de 11.155, según los datos del Instituto Canario de Estadística (Istac). Esta cifra representa una bajada de las ventas de un 30% aproximadamente con relación al año anterior, cuando el total alcanzó los 15.893.

De los 11.155, un total de 10.976 fueron automóviles, en sus distintas categorías; otros 129 fueron ciclomotores; cuarenta fueron vehículos especiales -para obras-; y diez más fueron remolques y semirremolques.

En cuanto a los 10.976 automóviles, se distribuyeron del siguiente modo: 117 camiones; 888 vehículos mixtos adaptables, que son los que pueden usarse para mercancías o trasladar hasta nueve personas; 831 furgonetas; 149 todoterrenos; 81 guaguas; 7.188 turismos; 1.625 motocicletas; catorce tractocamiones; y 83 vehículos que entran en la categoría de otros automóviles, en la que están incluidos los motocarros, los quads o las caravanas.

En todos los tipos se registraron disminuciones respecto a 2019, salvo en las categorías de furgonetas (+6%), guaguas (+9%), ciclomotores (+3%), vehículos especiales (+48%) y otros automóviles (+2%), según el Istac.

Las matriculaciones que más han caído en Las Palmas de Gran Canaria son las de los turismos, que se desplomaron un 64% respecto al año 2019. Estos vehículos acumulan pérdidas durante los últimos tres año seguidos. En ese periodo se ha pasado de 13.251 unidades matriculadas a 7.188, lo que supone un descenso de un 46% desde 2017.

En ese mismo intervalo de tiempo, las motocicletas han experimentado un aumento del 20%, ya que se ha pasado de 1.356 en 2017 a 1.625 en 2020.