Interrupción temporal del suministro de agua potable, de lunes a martes, en la Playa de Arinaga

El corte, que podría prolongarse durante 24 horas, se produce para realizar la conexión de la nueva red de abastecimiento

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El servicio de abastecimiento de agua potable en Playa de Arinaga se verá temporalmente interrumpido en la noche del próximo lunes. El corte, que podría prolongarse durante 24 horas, se produce para realizar los trabajos de conexión de la nueva red de abastecimiento del barrio a la red general del municipio, una operación que debe hacerse de forma controlada y gradual con el fin de evitar daños en las nuevas infraestructuras.

A partir de las 22:00 horas del lunes, 24 de enero, los operarios del Ayuntamiento de Agüimes cerrarán las llaves de paso de la red general para permitir el vaciado de las conducciones antiguas. Posteriormente realizarán los trabajos de conexión de las nuevas tuberías y finalmente abrirán la nueva red para proceder a su llenado y a la recuperación del servicio. Si no surgen complicaciones, la tarea quedará finalizada a las 15:00 horas del martes, 25 de enero, si bien la recuperación del caudal en toda la red será progresiva. Se espera que la reposición del suministro se haya completado con total normalidad y en todos los hogares de Playa de Arinaga sobre las 23:00 horas del mismo martes.

De manera preventiva, el Ayuntamiento recomienda revisar y llenar los depósitos de reserva –bidones, aljibes u otros similares– que son obligatorios en todas las viviendas conforme a la ordenanza reguladora del servicio municipal de abastecimiento de agua potable. En el caso de no contar con ellos, será necesario proveerse de recipientes o garrafas suficientes para afrontar la interrupción del servicio.

La nueva red de abastecimiento mejorará de forma notable el suministro de agua potable en los hogares de Playa de Arinaga, que recibirán un mayor caudal y a una presión más óptima. También se reducirán notablemente las incidencias, gracias a la calidad de las nuevas conducciones, a su disposición en forma de anillos y a la instalación de modernas unidades de control y medida, que permitirán aislar y solucionar fácilmente cualquier posible avería.