Un grupo de jóvenes, bajo el acantilado. / c7

Una imprudencia en Mogán puede costar vidas

Jóvenes aprovechan una escalera clausurada para bajar el acantilado entre Amadores y Puerto Rico

CANARIAS7 Mogán

Les da igual que la escalera de caracol tenga el acceso clausurado. Y les da igual que haya una señal alertando del riesgo. Grupos de jóvenes se juegan la vida para disfrutar de un día en el mar en el tramo de acantilado entre Amadores y Puerto Rico, en Mogán (Gran Canaria).

Se trata de una zona en la que en su día se construyó una escalinata que después fue clausurada por el riesgo que representa bañarse en un sitio rocoso, no habilitado para el disfrute de bañistas y de difícil acceso en caso de una emergencia.

Sobre todo los fines de semana es frecuente ver a jóvenes, incluso menores de edad, en el lugar.