3 heredades pidieron que Salto de Chira añada sus captaciones de agua entre los afectados

Las heredades del Horno, Peñones y Cercados de Espino pidieron también a REE que tome medidas preventivas durante la ejecución de las obras

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Tan solo 3 de las 23 comunidades de regantes y heredades de aguas a las que Red Eléctrica de España (REE) remitió una copia del proyecto de construcción del Salto de Chira y de su estudio de impacto ambiental presentaron alegaciones en el último periodo de información pública de la central hidroeléctrica.

Las heredades de aguas del Horno y de Peñones y la heredad de regantes de Cercados de Espino fueron las únicas que presentaron alegaciones a la creación de este almacén de energías renovables en las presas de Chira y Soria, coincidiendo en mantener que los documentos del proyecto y del estudio de impacto «no abordan de manera técnica y real la afección y repercusión respecto a los derechos de los heredamientos del barranco de Arguineguín.

Las alegaciones de las heredades también reclamaron que se incluya en el inventario de bienes, derechos y aprovechamientos sus captaciones legales de aguas, así como que en la relación concreta de bienes y derechos de necesaria expropiación figuren los afectados de las tres heredades.

Además, propusieron que se tomen las medidas preventivas que sean necesarias para que durante la ejecución de las obras de construcción de la central hidroeléctrica no se afecte a sus captaciones de agua.

El proyecto del Salto de Chira no recibió alegaciones de las otras 20 heredades de aguas y de regantes a las que la concesionaria de la central remitió el proyecto y su estudio de impacto, entre ellas las comunidades de regantes Cerro del Sur, El Cardón, El Tablero, Cercados de Araña, Ayagaures de Arriba, Agua Mesa de Chira, Cercados de Espino, Hoya Fría, La Plata, Las Cañadas y Llanos de Correa.

Entre los alegantes al proyecto del Salto de Chira figuran también varios particulares afectados por las expropiaciones que mantienen que tras la ejecución de la campaña geotécnica desarrollada por REE para afinar sus estudios sobre la construcción de las cavernas que alojarán la central «ha disminuido considerablemente el nivel de los caudales de los nacientes» de la zona de Cercados de Araña, por lo que reclaman que se constituya un aval que garantice la reposición de los caudales afectados.