Autoridades locales e insulares inauguraron la recién remodelada Plaza Grande de Guía. / Juan Carlos alonso

Guía reestrena Plaza Grande, que gana «nobleza» tras su total remodelación

La Plaza Grande de Guía lleva toda la vida en el mismo sitio, apenas ha cambiado con el paso del tiempo, pero necesitaba una mejora importante

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ Guía

La Plaza Grande de Guía es eje del pueblo desde el siglo XVI, cuando en este espacio se mercadeaban los mejores productos de la tierra, el queso de flor, la artesanía de Hoya Pineda y los caldos de Llano de Parra. Ya en el siglo XIX la plaza se convirtió en lugar de ocio e intercambio social. Este jueves, después de meses de obras y de alguna que otra crítica, el Ayuntamiento de Santa María de Guía reinauguró la Plaza Grande, «un ente vivo y complejo», dijo el alcalde, Pedro Rodríguez; «un espacio dinámico, versátil, en constante cambio» y que sigue siendo útil para los vecinos guienses y atractivo para los visitantes. Ahora, tras la ejecución del proyecto de remodelación financiado por el Cabildo de Gran Canaria y con un coste de 735.000 euros, la Plaza Grande «ha ganado en nobleza» gracias a la utilización de materiales como la piedra de cantería de Arucas, o la puesta en valor de elementos protegidos como la balaustrada original, los casi centenarios laureles de indias o el adoquinado.

Deteriorada por el paso de los años y la utilización de materiales no adecuados en diferentes etapas, con la obra ejecutada por la empresa Construcción Rodríguez Luján y bajo la dirección técnica del arquitecto José María Martín Padrón, la Plaza Grande se pone de nuevo a disposición de la ciudadanía respetando su identidad original pero adecuándola a a la normativa actual de accesibilidad, además de dándole iluminación, con la que no contaba hasta ahora, y ubicando en uno de sus extremos, por petición popular y como antaño, un quiosco.

Como señaló el presidente del Cabildo, Antonio Morales, la ciudadanía y os pueblos tienen señas de identidad propias con las que se identifican, como la Plaza Grande de Guía, ubicada en unos de los cascos históricos «más bonitos de Gran Canaria y de Canarias». Un casco histórico que merece una remodelación, dijo el presidente insular, como la que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Guía, empezando por sus plazas. Eso sí, a través «una acción respetuosa» que al mismo tiempo posibilita «la actividad turística y comercial»; priorizando además el tránsito de los peatones frente al tráfico rodado. Todo ello se conjuga «para lograr economía en este momento de crisis», afirmó Morales, en un «espacio hermoso».