Foto de archivo de la Ciudad de la Justicia. Las personas que aparecen en la imagen no guardan relación con esta noticia. Las comparecencias de este caso están teniendo elugar en esta sede judicial. / Arcadio Suárez

La Guardia Civil pudo acceder a más información de la autorizada por el juez en Mogán

Un testigo confirma que le pagaron 50 euros por votar a Ciuca. Primero dijo que votó de forma presencial y luego que lo hizo por correo

G.F. Las Palmas de Gran Canaria.

Una de las testigos que este martes compareció ante el Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé en el marco de la investigación por la supuesta compra de votos en las elecciones municipales de Mogán de 2015 y 2019, la jefa de Informática de ese ayuntamiento, M.N.B.F., confirmó que la Guardia Civil dispuso hasta abril de 2021 de una ruta de control remoto desde las dependencias policiales por la que, en principio, tendrían acceso a toda la documentación que se conserva en el servidor del Ayuntamiento.

Según fuentes de la defensa, su testimonio refuerza el argumento de algunos letrados representados en la causa de que con ocasión del registro de las oficinas municipales, en septiembre de 2020, los agentes de la investigación pudieron acceder a más información, archivos o expedientes de los que tenían autorizados por el juez en el auto para la entrada y registro. Ya presentaron un incidente de nulidad, pero el magistrado, Francisco Javier Ramírez de Verger, se lo ha desestimado. Apelaron a la Audiencia y están a la espera de su fallo, pero ahora tienen intención de hacerle llegar esta declaración.

M.N.B.F. explicó que como no pudieron hacer un copia y pega de los archivos que buscaban, se optó como solución por habilitarles un servidor clonado con copia de seguridad y con un acceso por control remoto para los agentes. También dijo que como la Guardia Civil no supo usar ese método, esta trabajadora municipal se personó al menos una vez en sus dependencias para explicarles cómo.

El cuñado que sí cobró

Esta empleada del Ayuntamiento fue una de las cuatro testigos que comparecieron este martes en la cuarta ronda de declaraciones de testigos por el caso de la supuesta compra de votos, unas diligencias en la que figuran como investigados Ciuca y 10 personas, entre ellas la actual alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, los ediles de gobierno Mencey Navarro, también de Ciuca, y Tania Alonso, de CC, y el empresario Luis Oller, de Aguas de Arguineguín.

Otro de los testigos, F.J.J. ratificó ante el juez que fue él quien declaró a la Guardia Civil que su cuñado J.R.H. votó por Ciuca porque le compraron por 50 euros. Y el aludido, J.R.H., que también testificó este martes, confirmó que cobró esos euros, aunque al juez le dijo que votó de forma presencial y que luego le pagaron, y al fiscal, que lo hizo por correo. Dijo que no sabía quién le dio el dinero y confirmó que fue con Pepe el Japonés a renovar el DNI.

Y la última en declarar, J .H., apuntó que siempre había oído rumores sobre la compra de votos, pero que nunca lo había visto. Intentó hablar de la supuesta connivencia del Ayuntamiento con Aguas de Arguineguín, y se quejó de que no le dejaron.