Borrar
Antonio Morales, en el Salón de Plenos del Cabildo Insular de Gran Canaria. JUAN CARLOS ALONSO
Gran Canaria

Gran Canaria: hacia una isla sostenible

40º ANIVERSARIO ·

Antonio Morales: «Hay que mirar hacia lo local porque es ahí donde se garantizará la supervivencia de este planeta»

Francisco Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 14 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde el Cabildo de Gran Canaria, y con la experiencia también de varias décadas al frente del Ayuntamiento de Agüimes, Antonio Morales trabaja para que la isla cuente con un modelo de desarrollo económico sostenible, que ponga fin a la fractura social que arrastra desde hace demasiado tiempo y donde las libertades y los avances sociales estén asentados. Para ello, cree que hay que seguir la hoja de ruta desplegada en el anterior y el presente mandato cabildicios. Como también cree que hay que estar vigilantes porque advierte de los riegos de movimientos ideológicos ya presentes en España y en todo Occidente que caminan precisamente hacia atrás en cuanto a derechos y libertades.

Antonio Morales está «absolutamente convencido» de que términos como sostenibilidad o soberanía energética o alimentaria han venido para quedarse. «La realidad que vivimos en estos momentos refuerza esa idea. Frente a la globalización, que nos vendieron también como una alternativa al capitalismo que era capaz de aglutinar a los pueblos y generar espacios comunes», agrega el presidente del Cabildo, «cada vez más se ha demostrado, con la crisis sanitaria, la bélica que vivimos en Europa y también la crisis de materias primas, que hay que mirar hacia lo local, porque es ahí donde se garantizará la supervivencia de este planeta».

Recuerda en ese sentido Morales la experiencia vivida cuando el estallido de la pandemia: «A Europa la cogió a contrapié. No teníamos cosas tan básicas como mascarillas, porque habíamos dejado la producción de casi todo en manos de China, y lo mismo sucedió con los microchips, que se producen igualmente en Asia, o con la alimentación, porque depender de lugares inseguros, como Ucrania o Rusia, afecta a la población mundial por la vía del suministro de cereales».

El presidente del Cabildo subraya, y lo hace evitando el catastrofismo, que «el planeta está viviendo momentos especialmente difíciles. Tenemos que analizar la realidad para después buscar alternativas y es innegable que estamos ante una crisis climática de incalculables consecuencias; una crisis bélica en Europa que genera problemas serios de desabastecimiento alimentario y energético, contribuyendo a que la inflación pueda generar una seria recesión; y hay un problema de sobrepoblación que se da en el conjunto del planeta y que también se da en nuestro territorio... y hay en el caso de Canarias un problema estructural de desempleo que no solucionamos porque no terminamos de ahondar en la diversificación frente al turismo como monocultivo. Y tenemos también un problema serio de autoritarismo enfrentado a la democracia».

En ese contexto, e insistiendo en lo de no ser pesimista, el presidente del Cabildo aboga por poner luz larga pero también acometer reformas en el presente y en el medio plazo. El dirigente grancanario considera que la democracia debe reforzarse para evitar esas tentaciones autoritarias que se disfrazan de populismo y que buscan socavar precisamente la democracia, alimentándose para ello de una crisis económica y social. «Se busca tocar la fibra emocional de la gente que está desesperada y que quiere soluciones urgentes», dice el presidente del Cabildo.

«Lo he escrito en este mismo periódico desde hace años: cómo en Europa se iban asentado en los parlamentos ideologías con postulados de ultraderecha y que ahora se intentan normalizar. Lo hemos visto en Suecia, acabamos de verlo en Italia...», reflexiona Antonio Morales.

«A pesar de todo esto», sentencia que la Canarias de ahora es mucho mejor que «la que viví yo de niño, por ejemplo. ¡No tiene nada que ver! Los niveles de desarrollo social y económico, el nivel de protección por los servicios públicos, la garantía de respecto de los derechos humanos y las libertades no tienen comparación con lo anterior. Pero sí creo que eso hemos alcanzado está sometido a graves riesgos».

Como dirigente del Cabildo, Antonio Morales cree que es positivo que al frente de instituciones supramunicipales lleguen políticos que no siempre proceden de la capital. Entiende que eso enriquece la visión y también la gestión, porque comparte la reflexión de que en ocasiones muchos creen que la isla -Gran Canaria y el resto por igual- nacen y mueren en la capital: «Como alcalde que fui, sentía en muchas ocasiones que en determinados sectores económicos y sociales se veía la isla como si solo existiera la capital. Eso ha cambiado».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios