Colas en la GC-1. El Gobierno busca descongestionarla con la GC-5. / C7

El Gobierno adjudica por 1,8 millones la redacción del proyecto de la futura GC-5

La UTE WSP Spain-Apia-Estudio 7 tendrá 12 meses para redactar el proyecto de la vía, que tendrá 10 kilómetros entre la capital y Telde

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha firmado la orden por la que se adjudica por 1.887.683 euros la redacción del proyecto de trazado y el proyecto de construcción para la carretera GC-5, una nueva conexión viaria, la llamada tangencial, entre la Circunvalación a Las Palmas de Gran Canaria (GC-3) y Telde. La UTE formada por las empresas WSP Spain-APIA-Estudio 7 ha resultado adjudicataria de esta redacción de proyecto de la futura GC-5, una nueva carretera que está planificada para aliviar de carga de tráfico a la autovía más transitada de esta isla, la GC-1, precisamente en aquel tramo en el que habitualmente se registran más retenciones, como son las entradas y salidas a la capital, y a las zonas industriales y comerciales de Telde.

La futura GC-5 tendrá un trazado de unos 10 kilómetros y contará con tres enlaces entre la GC-3 (a la altura de Lomo El Sabinal) y el municipio de Telde. El proyecto que se empieza a redactar ahora definirá el trazado definitivo y el plan de obras atendiendo a criterios como el de mejorar la conectividad entre la capital y Telde y sus zonas comerciales e industriales, así como con la zona aeroportuaria.

La adjudicación de la redacción de este proyecto de trazado y de construcción se enmarca dentro del plan de actuaciones acordado dentro de la comisión técnica que se creó al principio de la legislatura por parte de la Consejería de Obras Públicas y que reúne también al Cabildo y el Ayuntamiento de Telde con la finalidad de acabar con los puntos negros en la circulación que se registran a diario en el tramo de la GC-1 que va desde Telde hasta la capital. La UTE adjudicataria cuenta ahora con un plazo de 12 meses para entregar el citado proyecto ya terminado y listo para que la consejería inicie la contratación de las obras.

Según Obras Públicas, no se ocupará directamente el fondo de los barrancos de mayor importancia, se recuperarán los espacios medioambientales degradados y se minimizará el efecto barrera para evitar impactos en el paisaje.