Imagen del pleno extraordinario celebrado ayer en el Teatro Consistorial de Gáldar. / C7

Gáldar rescata el servicio de recogida de basura, en manos de Santana Cazorla

El Ayuntamiento galdense aprobó ayer por unanimidad en un pleno extraordinario el inicio del expediente de rescisión del contrato de residuos

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ Gáldar

Todos los grupos políticos con representación en el consistorio de Gáldar apoyaron ayer la propuesta del grupo de gobierno de resolución del contrato del servicio público de recogida de residuos sólidos urbanos, que desde 2008 está en manos de la empresa Santana Cazorla y que desde hace un año presta un servicio «deficitario». A ello se suma, además, que la empresa en cuestión está en proceso concursal, lo que hace prever un servicio aún más precario, a lo que el Ayuntamiento quiere adelantarse.

La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, recordó al pleno que el Ayuntamiento ya había impuesto penalidades a Santana Cazorla en vista de que «la prestación de servicio era defectuosa». A ello se suma ahora que la empresa concesionaria del servicio de recogida de basura ha entrado en concurso de acreedores, «de lo que nos enteramos por la prensa», y existe «el temor a que el servicio se interrumpa o suspenda de un día para otro». Cosa que, puntualizó la edil de Hacienda, «no nos lo podemos permitir. Es una cuestión de salubridad pública, ahora mas importante con la covid».

Por todo ello, el Ayuntamiento de Gáldar se ha incoado la resolución del servicio, siguiendo los trámites pertinentes, al tiempo que se ha iniciado el expediente para la nueva adjudicación del servicio de recogida de residuos.

El Ayuntamiento teme que el servicio no se preste en condiciones e incluso que el mismo se interrumpa de un día para otro

Por su parte, el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, apuntó que «la salubridad del municipio estaría en entredicho si se deja de prestar el servicio de un día para otro, y más con la covid», además de arruinar la imagen del municipio. Ante este panorama, «hemos todo las decisiones correctas». Ya en enero, cuando nada se sabía del concurso de acreedores, el Ayuntamiento de Gáldar abrió expediente «pidiendo daños por la deficitaria recogida de basura». Ahora, recordó el alcalde, «la ley nos permite que cuando se declara la concursal sea un motivo de rescisión de contrato», lo que resumió diciendo que «antes de que nos den la cachetada, hay que curarse en salud». «Que se vayan y que este Ayuntamiento gestione el servicio de recogida de basura como sea, de la mejor manera, pero que el servicio sea de calidad para el ciudadano».

El consistorio galdense, además, apoyado en una serie de informes técnicos, podrá reclamar una compensación económica por la maquinaria -tres camiones, una lava contenedores y un camión satélite-, así como la reposición de contenedores; «cualquier cosa que estuviera en los pliegos y que no se haya cumplido, de ahí el informe de daños».

Todo ello se le comunicará a la concursal y al banco Santander donde está depositado el aval de 1,5 millones de euros, ya que la sanción de 50.000 euros impuesta en enero la pagó directamente Santana Cazorla.