Carteles instalados en Fataga prohibiendo el aparcamiento en la calle principal por obras de asfaltado. / C7

Fataga quedará aislado 10 jornadas de día para asfaltar su único acceso

Los vecinos piden al Cabildo «una mejor solución» al cierre de diez kilómetros de la GC-60 de 09.00 a 19.00 horas y de lunes a viernes

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Los vecinos de Fataga han comunicado a la Consejería de Obras Públicas del Cabildo su total rechazo al cierre de la única carretera de acceso a este núcleo de San Bartolomé de Tirajana(la GC-60) programado a partir del próximo martes, 16 de agosto, entre las 09.00 y las 19.00 horas y durante un periodo estimado de diez días para proceder al asfaltado de la calzada.

Los trabajos de asfaltado en la GC-60, una vía estrecha de dos carriles no separados en muchos tramos, se llevarán a cabo en los diez kilómetros que separan La Crucita (GC-15 y GC-210) de San Fernando de Maspalomas, de lunes a viernes y obligan a cerrar el tramo al tráfico mientras se llevan a cabo.

En ese horario, lamentan los residentes en Fataga, este pueblo de la zona alta del municipio más turístico de la isla, permanecerá aislado, sus restaurantes y otros negocios no recibirán a los turistas que paran a diario y los contratos con agencias de viajes y touroperadores para recibir excursiones, por ejemplo, serán anulados.

En principio, los trabajos están programados para terminarse el 24 de agosto, pero Obras Públicas prefirió solicitar dos días más, hasta el 26 de agosto inclusive, a la Dirección General de Tráfico por si surgiera algún inconveniente.

«Escasa» información

La Asociación de Vecinos Arteara de Fataga lamenta la «escasa» información recibida del Cabildo por los residentes y negocios afectados y reclama «información detallada» de la obra y exige una comunicación previa con antelación suficiente, «en tiempo y forma para que se puedan organizar».

La asociación vecinal comparte las dudas que tienen los negocios del pueblo, de hostelería, restauración y servicios, entre otros, que sobrevivieron a la época de turismo cero que trajo la pandemia y empezaban a recuperarse porque «este cierre de la principal ruta de acceso al interior de la isla será un gran agravio».

Cartel de aviso de cierre instalado en uno de los dos extremos del tramo de la GC-60 que se asfaltará. / C7

En un escrito dirigido al departamento de Obras Públicas, la asociación pide al Cabildo «que busque una mejor solución, como podría ser el asfaltado durante las horas nocturnas, cuando el tráfico es mucho menor, cancelando el inicio de las obras como están previstas».

Empresario afectado

Norberto Pérez, propietario de una cafetería y un restaurante en el pueblo de Fataga que dan trabajo a 14 personas, lamenta que tendrá que anular los almuerzos que ofrece a diario a entre 150 y 200 turistas, ante la imposibilidad de acceder por carretera, y se pregunta cómo recibirán los suministros los negocios y los centros de acogida de menores inmigrantes.

Ayer se personó en las oficinas de la Consejería de Obras Públicas del Cabildo para obtener más información y solo recibió la confirmación de que las obras se ejecutarán en el periodo y orden programado, de forma que el acceso a Fataga por carretera en el horario de trabajos solo será posible los dos primeros días y desde Maspalomas.

Prohibido aparcar

Pérez detalla que la noche anterior aparecieron colocados en las calles unos carteles de tráfico que prohiben el aparcamiento en la calle principal de Fataga durante las obras, lo que hace que los turistas estén pasando de largo por el pueblo.

También se pregunta si con las condiciones metereológicas reinantes este verano es el momento de cerrar la GC-60. «Si se cierra esa carretera no hay otra vía de acceso a un posible incendio forestal para los servicios de emergencia que están en Maspalomas», apunta.