La autovía del Norte discurre por la plataforma costera a su paso por la capital, Arucas y Moya. / C7

Empieza la cuenta atrás para dotar a la GC-2 de paneles informativos

Las obras se inician con la instalación de fibra óptica entre Arucas y Agaete. Tendrá cámaras, medidores de tráfico y lectores de matrículas

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Las obras de instalación de una red de fibra óptica en la autovía del Norte (GC-2), en el tramo entre Punta Camello (Arucas) y Agaete, ya están en marcha una vez firmada el acta de replanteo del contrato adjudicado por el Cabildo. El objetivo es crear el soporte para dotar a esta carretera de paneles informativos, cámaras y sensores para una gestión inteligente de la vía.

Con un presupuesto de 1,04 millones de euros y un plazo de ejecución de diez meses, los trabajos corren a cargo de la empresa Hermanos Medina La Herradura, que colocará el t endido de fibra óptica en zanjas aledañas a la carretera.

Este equipamiento corresponde a uno de los dos lotes del concurso adjudicado por la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (Spegc) con el fin de mejorar la gestión del tráfico en la GC-2, que soporta un tráfico aproximado de 30.000 vehículos diarios, llegando en algunos puntos hasta los 60.000 vehículos, y que no dispone de ningún dispositivo para ello entre Las Palmas de Gran Canaria y Agaete.

El otro lote incluye la instalación, a lo largo de los 31 kilómetros que separan la capital de Agaete, de 12 cámaras, 17 equipos de medición de la intensidad del tráfico, cinco de reconocimiento de matrículas, dos estaciones meteorológicas y ocho paneles de mensajería variable, con sus correspondientes pórticos, pensados para compartir información con los usuarios de la autovía GC-2 y advertir de retenciones, accidentes o cualquier incidente viario.

Modificaciones tecnológicas

Con un plazo de ejecución de 12 meses, este lote también está adjudicado con un presupuesto de 1,66 millones de euros, aunque su inicio continúa pendiente de introducir pequeñas modificaciones en el contrato relacionadas con los avances tecnológicos experimentados en las dotaciones previstas, según informa el coordinador de Desarrollo Económico de la corporación insular, Raúl García.

Vista de la autovía del Norte a su paso por el municipio de Santa María de Guía. / C7

Las 12 cámaras de televisión que vigilarán la circulación por la autovía durante las 24 horas del día de los siete días de la semana se instalarán tanto en túneles como al aire libre, en este caso sobre báculos, y estarán integradas en un circuito cerrado de televisión.

Los equipos de medición de la intensidad del tráfico, que son capaces de distinguir los vehículos pesados, también se colocarán en tramos subterráneos y al aire libre, en particular en entradas y salidas de la vía para conocer la intensidad de las distintas trayectorias.

Además, 14 equipos remotos recogerán y transmitirán los datos al centro de control de carreteras que la Consejería de Obras Públicas del Cabildo tiene operativo junto a los túneles de La Laja, en la GC-1.

Dos calzadas

La GC-2 es una autovía de dos calzadas en gran parte del recorrido, aunque también hay tramos de vía rápida de dos carriles por sentido con acceso a núcleos urbanos mediante rotondas y reguladas por semáforos.

El doble viaducto de Silva es una de las infraestructuras más notables de la GC-2. / C7

Para que la operatividad del nuevo sistema de gestión inteligente no dependa de ningún operador privado es por lo que el otro lote del proyecto compartido por las consejerías de Desarrollo Económico y de Obras Públicas contempla el tendido de fibra óptica a lo largo del tramo de la autovía que no la tiene.

La puesta en marcha de un sistema de gestión inteligente de la autovía del Norte es una iniciativa más del programa Isla Inteligente impulsado por el Cabildo desde el mandato anterior para la digitalización de distintos servicios propios.