El Cabildo inicia en días el arreglo de la GC-500 y tardará dos meses

Las obras para poder reabrir la GC-500 entre Taurito y Mogán empezarán en menos de 15 días y se ejecutarán en dos meses y medio o menos. Así lo informó este viernes el consejero de Obras Públicas del Cabildo, Ángel Víctor Torres, que sitúa la clave de esta agilidad en que haya sido declarada obra de emergencia.

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El consejero, que compareció en rueda de prensa junto a José Francisco Duque, director general de Obras Públicas, subrayó que el Cabildo ha actuado con la mayor diligencia para afrontar cuanto antes la reapertura de esta calzada, cerrada al tráfico tras un desplome del talud en el punto kilométrico 44 en la madrugada del pasado 11 de julio, pero también dejó claro que no se reabrirá hasta que los informes técnicos no garanticen que haya seguridad, y ello a pesar de que, como destacó, nunca la seguridad es absoluta.

Explicó que tras encargar un informe especializado, en el que se necesitó incluso del concurso de escaladores que evaluaron el estado del risco, se ha determinado que la solución está en instalar una malla en el cantil de más de 300 metros de longitud y más de 30 de altura. El proyecto incluirá también la retirada del material de derrubio que quedó sobre la vía y el arreglo del muro que sustenta la plataforma de la calzada en un tramo aproximado de 40 metros, de la barrera y del arcén. El presupuesto asciende a 179.000 euros, según la valoración de los técnicos insulares.

Torres avanzó que su propósito es adjudicar los trabajos la semana próxima, pero dejó claro que para que los tiempos sean tan rápidos ha sido vital que los servicios jurídicos del Cabildo e Intervención hayan aprobado la solicitud que el 12 de julio le hizo Obras Públicas para que esta actuación sea declarada obra de emergencia. «Si no, habríamos tardado seis meses o un año», indicó. En la declaración, que ya está tramitándose, ha pesado la afección de este cierre al transporte discrecional de turistas, a los taxistas, y a las líneas de Global, pero también a los conductores de motocicletas, ciclistas o vehículos de licencia municipal que no pueden usar como alternativa la GC-1.