Terrenos de la costa de El Pajar donde se construye la desaladora que abastecerá a la central hidroeléctrica. / C7

Los dueños del 86% de las parcelas para Salto de Chira aceptan las ofertas de REE

La primera tanda de las expropiaciones afecta al suelo para la conducción del agua desalada a las presas y la línea eléctrica para evacuar la energía

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria.

La concesionaria del Salto de Chira ha cerrado un acuerdo con los propietarios del 86% de las 186 parcelas afectadas por la construcción de los elementos necesarios para la impulsión del agua desalada hasta las presas y la línea eléctrica de evacuación de la energía que genere la central hidroeléctrica.

Según fuentes de Red Eléctrica de España (REE), las parcelas en las que no ha logrado cerrar un acuerdo previo al levantamiento de las actas previas a la ocupación solo suponen el 14% de las afectadas por las expropiaciones para instalar la conducción de impulsión desde la desaladora de El Pajar y los casi 15 kilómetros de la línea de alta tensión entre las cavernas de la central y la subestación eléctrica de Santa Águeda.

Entre esas parcelas figuran aquellas en las que REE ha alcanzado un acuerdo con los propietarios pero no se ha podido acreditar la titularidad de los terrenos afectados.

En el 96% de las parcelas afectadas por los elementos de la gran pila de almacenamiento de energías renovables situados entre Arguineguín y las cumbres «no hay ningún tipo de explotación o aprovechamiento actual» y en más del 80% solo se producen «pequeñas afectaciones sobre la totalidad de la parcela, siendo ocupaciones paralelas a carreteras actuales, cauces de barranco y adecuación de caminos», indican las fuentes de la concesionaria de la central.

La ocupación del suelo a mayor altitud no está prevista hasta octubre

Para levantar las actas previas a la ocupación de los citados elementos de Salto de Chira fueron convocados las pasadas semanas los dueños de esas 186 parcelas, 84 de ellas ubicadas en San Bartolomé de Tirajana y 102 en Mogán, los dos municipios que compartirán las instalaciones de la central reversible.

32 de esas 186 parcelas son las afectadas por la línea eléctrica de evacuación de la energía y la mayoría de las incluidas en esta primera tanda de expropiaciones corresponden al suelo que ocupará la tubería de impulsión del agua desalada por el barranco de Arguineguín, la linde entre ambos municipios.

El 75% de la línea aérea

Con respecto a la línea de alta tensión que transportará la energía que genere Salto de Chira, REE asegura haber llegado a un acuerdo con los dueños de tres de cada cuatro parcelas afectadas por el trazado, que discurre en aéreo a lo largo de 14.887 metros gracias a la instalación de 37 torretas de entre 37 y los 73,50 metros de altura entre el túnel de acceso a la central y la subestación de Santa Águeda.

No ha llegado a un acuerdo con tan solo un 2% de los titulares de las fincas afectadas por la línea y la instalación de las torretas, según REE.

En este caso, el porcentaje de parcelas en las que ha sido necesario el levantamiento de actas previas es del 23% y resulta de la necesidad de acreditar la titularidad de las parcelas, detalla la concesionaria de la central hidroeléctrica de bombeo que se va a construir entre las presas de Chira y Soria.