Detenido al no regresar tras un permiso penitenciario

Se trata de un interno que no regresó después del permiso penitenciario y que tenía una orden de alejamiento del municipio de Telde donde fue detenido motivo por el que se le imputa además un delito de quebrantamiento de orden de alejamiento.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Guardia Civil del Puesto Principal de Aguimes, ha detenido la tarde del 31 de marzo a una persona de iniciales M.N.E., de 77 años de edad, al cual le constaba una requisitoria Judicial para su búsqueda, detención e ingreso en prisión al no reingresar después de un permiso penitenciario. Por otro lado al interno se le imputó un delito de quebrantameitno de condena al ser detenido en la localidad de Telde, lugar donde tenía prohibición de acudir mediante la correspondiente orden judicial.

Condena y permiso penitenciario

El interno en la actualidad se encuentra cumpliendo condena firme de prisión, impuesta por la Audiencia Provincial de Las Palmas, por los delitos de homicidio y asesinato, el primero en el ámbito de la violencia de género. Además, tenía prohibición por orden judicial de residir y acudir al municipio de Telde donde fue localizado.

La Guardia Civil de Aguimes al tener conocimiento del incumplimiento por parte del interno de ingreso en el Centro Penitenciario Las Palmas I, realizaron las correspondientes indagaciones policiales para su localización, las cuales dieron como resultado que durante el inicio del disfrute de su permiso penitenciario estuvo residiendo en la vivienda de un familiar en Cruce de Arinaga (Agüimes), lugar que había abandonado el día anterior.

Localización y quebrantamiento de condena

La rápida actuación llevada a cabo por la Guardia Civil en base a las pesquisas iniciales realizadas dieron como resultado la localización del interno, apenas 30 minutos después de conocerse su requisitoria de búsqueda detención e ingreso en prisión, concretamente en las inmediaciones del aeropuerto de Gran Canaria, en el municipio de Telde, lugar que además tenía prohibición de acudir.

Además se da la circunstancia de que en el momento de su detención, la Guardia Civil pudo comprobar como el interno se había deshecho del dispositivo telemático que debía llevar instalado en su muñeca para su control penitenciario motivo que dificultó su localización.

Por todo ello la Guardia Civil procedió a reingresar inmediatamente al interno en el Centro Penitenciario Las Palmas I, realizando además las oportunas diligencias policiales por la comisión de un delito de Quebrantamiento de Condena, el cual serán remitidas al correspondiente Juzgado en funciones de guardia del municipio de Telde.