Imagen incluida en el estudio de impacto ambiental del proyecto de la línea de alta tensión cruzando el barranco de Arguineguín. / C7

REE defiende que la línea aérea de Chira y Soria es la opción «de menor impacto»

La concesionaria dice a la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera que el soterramiento trae «una mayor alteración de los valores naturales»

JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Red Eléctrica de España (REE) mantiene que el trazado de la línea de alta tensión para la evacuación de la energía generada en la central de Chira-Soria, en aéreo a lo largo de 14.887 metros gracias a la instalación de 37 torretas entre el túnel de acceso a la central y la subestación de Santa Águeda, es la alternativa «de menor impacto global» de las cuatro que incluye el proyecto reformado II de la hidroeléctrica.

En su respuesta a las alegaciones a ese proyecto formuladas por la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, REE sostiene que el trazado 100% soterrado por el fondo del barranco de Arguineguín que reclama esa entidad supone «una mayor alteración de los valores naturales» que la solución propuesta, «además de una mayor afección sobre el medio social y económico» al cruzar las localidades situadas a lo largo de la carretera GC-505 en su paso por el barranco.

DATOS DE LA CENTRAL

  • Torretas La alternativa con 37 apoyos metálicos a lo largo de 15 kilómetros «es la de menor impacto global» de las cuatro, según la concesionaria

  • Más agua REE recuerda que la distribución del agua desalada a otros lugares de medianías y cumbres «es competencia del Consejo Insular de Aguas»

  • Camiones La extracción de los inertes en la zona de Chira requiere de 14.350 viajes de ida y vuelta de camiones de 8 metros cúbicos de capacidad

La concesionaria de la hidroeléctrica señala también que las características fisicoquímicas del agua aportada a la central desde la desalinizadora de El Pajar «son compatibles con los usos actuales» de las presas, que su capacidad de producción se ajusta a la concesión y que la eventual distribución de ese líquido a otros puntos de consumo o almacenamiento «son competencia del Consejo Insular de Aguas». Contesta así a la demanda vecinal de garantizar el agua de riego agrícola y abasto mediante una red de balsas y tuberías en los municipios de Tejeda, San Bartolomé de Tirajana, Mogán, Artenara, La Aldea y Agaete.

Las características fisicoquímicas del agua aportada desde El Pajar «son compatibles con los usos actuales»

A la preocupación de las asociaciones de la Reserva de la Biosfera por el posible impacto de la central en los acuíferos de la zona, REE indica que el estudio geológico-geotécnico del proyecto, que identifica las captaciones de agua superficial y subterránea, lo considera poco significativo. Ese estudio, agrega, se basa en las campañas de investigación geotécnicas realizadas en 2012 y 2018, cuando se ejecutaron diversos sondeos y análisis de laboratorio que llegan a la conclusión de que «el riesgo de afección al nivel freático es muy bajo».

Casas-cueva cercanas

También descarta REE cualquier afección sobre las casas-cueva más próximas a las obras. El asentamiento más cercano es el diseminado Gonzalo Soria, a 824 metros en línea recta de las voladuras del emboquille de la galería de acceso a la chimenea de equilibrio forzada. Tal galería se ha eliminado del modificado II, quedando ahora a más de 1.000 metros, «por lo que no se considera que haya riesgo de afección», recoge su respuesta. Sobre las casas-cueva de Lomo de La Palma indica que están a más de 470 metros por encima de la galería de cables y de la caverna de la central «por lo que en principio la excavación de las mismas no implicaría afecciones».

En cuanto al vertido de inertes procedentes de las excavaciones y movimientos de tierras en la zona de Chira, REE insiste en que deben ser tratados allí y no trasladados al sur u otras zonas para minimizar el tránsito de camiones cargados por las carreteras de montaña de la zona y los poblados que atraviesan. La extracción de inertes en esa zona, en camiones de 8 metros cúbicos de capacidad, requiere de 14.350 viajes de ida y vuelta, detalla. Además, cifra en 56 camiones al día la media del tráfico inducido por las obras por la GC-604 durante la fase de obra civil.