Algunos trabajadores del Ayuntamiento en actitud de protesta en Santa Brígida. / C7

El CSIF plantea un conflicto laboral en Santa Brígida por compromisos incumplidos

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

El sindicato CSIF, el «único en representación de los empleados públicos del Ayuntamiento de Santa Brígida», aprovechó la celebración estos días de una mesa general de negociación para comunicar a la administración local «que los trabajadores plantean un conflicto laboral».

Entre la razones que aduce el CSIF figura el incumplimiento de los compromisos adquiridos por el sindicato para la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), compromisos que, según esta organización sindical, se alcanzaron tanto por escrito, de manera verbal y en medios de comunicación.

Recuerdan que este acuerdo se gestó el año pasado durante la fase de aprobación de los presupuestos. Entonces, incide el CSIF, el gobierno local que preside Miguel Jorge Blanco, se comprometió a que no se avanzaría en la tramitación de las cuentas municipales de 2021 «sin antes aprobar la RPT» y consignar en esa previsión de ingresos y gastos para el ejercicio en curso las cantidades que serían precisas para hacer realidad esa herramienta.

El malestar de este sindicato y de los trabajadores es que se va a aprobar el presupuesto de este año sin antes cumplir con la promesa dada de la RPT.

Además, justifican también este conflicto por la «pasividad» para alcanzar acuerdos con los sindicatos en materia de riesgos laborales, la carencia de un reglamento de acciones sociales desde hace más de 12 años, o la ausencia de regulación adecuada del teletrabajo, gestionado, a juicio del CSIF, «de forma unilateral por la administración». Igualmente le reprochan que «no hayan querido» negociar la conciliación familiar para trabajadores municipales que tengan hijos entre 12 y 14 años. En general, sienten que se les tiene abandonados en sus reivindicaciones.