Vista parcial de la playa de Arguineguín, con la fábrica de cemento al fondo. / C7

Costas propone que Chira-Soria use el emisario de la depuradora de Arguineguín

El proyecto propone una conducción nueva en la bahía y sitúa el punto del vertido de salmuera a una cota que el oleaje del suroeste puede romper

JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El informe de la Dirección General de la Costa y el Mar sobre el impacto ambiental de la central hidroeléctrica de Chira-Soria recomienda que el vertido de salmuera de la desaladora que incluye el proyecto no se haga a través de un emisario nuevo, como está previsto, sino a través del emisario de la depuradora de aguas residuales de Arguineguín a fin de evitar un nuevo punto de vertido y de reducir la ocupación del dominio público.

Para este departamento del Ministerio para la Transición Ecológica, el estudio de impacto de la concesionaria de la central, Red Eléctrica de España (REE), descarta el vertido conjunto «con argumentos técnicos y administrativos que, con una adecuada gestión coordinada, son enteramente solucionables», máxime cuando la conducción de vertido existente se encuentra en proceso de modificación.

El informe es tajante al señalar que «existen numerosos ejemplos donde se realizar el vertido conjunto EDAR+EDAM sin que los inconvenientes planteados en este proyecto supongan problema alguno». Esta alternativa plantea a priori, agrega, una solución más compatible con la Estrategia Marina para Canarias al eliminar parte de las obras e instalaciones en el medio marino, permitir una mejora en la dilución de la salmuera y situar el vertido en un punto más óptimo para evitar la posible afección a las comunidades bentónicas existentes en la zona.

Costas pone en duda la viabilidad de construir el túnel submarino previsto para alojar el emisario hasta la cota de 5 metros

El informe de Costas destaca también que el punto de vertido de la salmuera, a 9,14 metros de profundidad y a 400 metros de distancia media de la playa, «puede ser vulnerable a la acción del oleaje de componente suroeste no estudiada en el proyecto», por lo que propone estudiar el aumento de la profundidad «para evitar posibles accidentes y roturas y, por tanto, pérdida de funcionalidad».

Asimismo, la Dirección General de la Costa y el Mar duda de la viabilidad de la construcción del túnel submarino previsto para alojar el emisario hasta la cota de 5 metros de profundidad dado que los fondos son rocosos. «Puede resultar una operación de muy difícil ejecución y que finalmente motive un cambio en la técnica constructiva», señala textualmente el informe.

En el estudio de impacto del proyecto Costas echa en falta la ubicación detallada de la cámara de captación, que no se haya estudiado el posible cambio en la morfodinámica litoral por la presencia del emisario en la bahía de la playa de Arguineguín y que no se hayan analizado los posibles efectos significativos en la integridad de dominio público.

Ampliación de la ZEC

Además, Costas advierte que el proceso de actualización de las Zonas de Especial Conservación (ZEC) de la demarcación marina canaria que está en marcha propone incluir la franja de 300 metros que existe entre el límite interior de la ZEC Franja Marina de Mogán y la costa dentro de los planes de gestión, así como la delimitación en gran parte de esa zona de un área sensible para la tortuga verde. Por eso pide tomar todas las medidas necesarias para evitar la afección a esa especie.