Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Panorámica parcial de la bahía de Santa Águeda, con la cementera y el puerto industrial de El Pajar al fondo. C7
Cordial reclamará más de 50 millones si la cementera se quedase en El Pajar

Cordial reclamará más de 50 millones si la cementera se quedase en El Pajar

Los promotores turísticos de Santa Águeda pedirán al Gobierno canario una indemnización por daños si autoriza la prórroga de la concesión del puerto

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 21 de agosto 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los promotores del resort de lujo Cordial Santa Águeda, el nuevo paseo marítimo entre El Pajar y Arguineguín y el Beach Club a punto de estrenarse en esa franja litoral del Sur presentarán una reclamación de responsabilidad patrimonial por daños al Gobierno de Canarias si decidiese, «sorpresivamente», conceder la prórroga de la concesión del puerto de El Pajar solicitada por la fábrica de cemento Ceisa, establecida allí desde 1957, y «cambiar así el destino turístico previsto para ese muelle».

Así lo adelanta el director general del Grupo Cordial, Nicolás Villalobos, quien cifra en más de 50 millones de euros la inversión realizada en la zona por esa empresa, la familia condal y el futbolista David Silva «en la confianza jurídica de que pasaría a tener un nuevo uso deportivo una vez venciese la concesión a la cementera», como establece el ordenamiento territorial vigente.

«Por eso hicimos una inversión multimillonaria y queremos seguir invirtiendo» en la zona, declara este vocal de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, convencido de que la concesión a Ceisa venció «de forma improrrogable» y de que su renovación «sería una doble desgracia para Canarias». Por el «abrumador impacto paisajístico y ambiental de esa industria pesada» y por el coste que supondrían los daños para el Gobierno de Canarias.

Villalobos confía en que la comisión que preside el consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, e integran también las áreas de Transición Ecológica y de Turismo, y que prevé decidir el futuro del puerto en el primer trimestre de 2022, se decante por el traslado de la fábrica a un polígono industrial y libere el muelle para el uso deportivo previsto en el Plan Insular de Ordenación (PIO) en vigor, en la revisión que tramita el Cabildo y en los planes de ordenación de turismo y de puertos deportivos.

Para facilitar la mudanza y preservar el empleo de una fábrica, que hoy poseen a medias capital asturiano y brasileño, propone otorgar incentivos a la reconversión industrial, como se dieron para sacar la industria pesada de la ría de Bilbao, por los mismos motivos por los que se decidió trasladar la refinería de Santa Cruz de Tenerife y, antes, en la capital grancanaria, la central eléctrica de la Compañía Insular Colonial de Electricidad y Riegos (La Cícer). «No es imposible. Aquí se consiguió recuperar La Cícer por el impacto que suponía en el corazón de Las Canteras. Ahora toca recuperar El Pajar», defiende Villalobos.

La cementera debe mudarse, argumenta, «por sentido común, por el interés general y porque así lo establece el planeamiento», agrega.

Villalobos pide al Gobierno de Canarias que resuelva sobre la prórroga de la concesión del puerto «con la visión de la realidad y del futuro que tenemos en 2021, no con las de 1957», antes del desarrollo turístico del Sur, cuando el Conde de la Vega Grande creó la fábrica de cemento para disponer del hormigón necesario para la construcción de la presa de Soria, la mayor de la isla, con el objetivo de regar las plantaciones de una comarca que malvivía de los cultivos.

La prórroga de la concesión del puerto a Ceisa prolongaría allí su presencia hasta 2046, el año en que vence la concesión de la cercana cantera de San José de la que extrae la puzolana con la que hace el cemento.

Voz y voto vecinal

El director general del Grupo Cordial no ocultó el interés de lo inversores en Santa Águeda por hacerse con la concesión del puerto de El Pajar cuando sea deportivo, para lo que pretenden presentarse al concurso que previsiblemente sacaría el Gobierno de Canarias, y se mostró en desacuerdo con la idea de aumentar las instalaciones actuales para permitir el atraque de cruceros en esa bahía. «Los pajareros deben tener voz y voto» en el diseño del futuro puerto, que Nicolás Villalobos prefiere parecido al modelo del Puerto de Mogán, con barcos de recreo y de pesca artesanal en armonía. «No hay que perder la naturalidad», sostiene.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios