El Consorcio estima en 500.000 euros el coste de las horas de más impuestas a los bomberos

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El Consorcio Insular de Emergencias ha recibido una aclaración de sentencia que confirmaría su interpretación de los fallos firmes del Tribunal Supremo que anularon la jornada laboral de 40 horas semanales que impuso a los bomberos hace nueve años al considerar que «se cumple manteniendo 1.642 horas anuales, que equivalen a 67 guardias anuales y a 37,5 horas semanales», según señala el presidente de la entidad, Pedro Justo.

El Consorcio, aclara Justo, deberá indemnizar a los bomberos «por las horas extra hechas irregularmente» a nivel individual y estima el coste de esos cargos en 500.000 euros, una cifra muy alejada de los 15 millones en que los representantes de los bomberos estimaron el importe de esas indemnizaciones.

Una parte de esa diferencia corresponde a la diferencia entre la jornada laboral de 35 horas semanales que los bomberos reclaman que deben cumplir y la de 37,5 horas que el Consorcio impone a este colectivo.

Pedro Justo

Justo explica que para reclamar el abono de las horas que se vieron obligados a hacer de más «y que realmente no se tenían que haber impuesto», cada bombero debe presentar una reclamación individual en los juzgados «porque no todos están en las mismas condiciones ni hicieron las mismas horas». De hecho, comenta, ya se están presentando esas demandas y están cayendo en distintos juzgados.

El presidente del Consorcio espera tener en breve con los representantes de los trabajadores la segunda reunión para negociar las condiciones de trabajo de los bomberos, en las que la duración de la jornada laboral sigue siendo una espina. «Las 35 horas semanales que piden en realidad es volver al sistema anterior, que son 31 y no 35», mantiene.