Los contenedores desbordados por la basura tras varios días sin ser recogida. / El sur digital

Un conflicto laboral acumula toneladas de basura en Mogán durante el puente

Los empleados deciden no acudir a trabajar esos días festivos en protesta por el incumplimiento de varios puntos del convenio por la empresa

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Mogán

Un conflicto laboral en la concesionaria del servicio de la recogida de residuos sólidos en Mogán, a cargo de una UTE entre Cointer Concesiones SL y Proyecto Azatia SL, propició la acumulación de toneladas de basura a lo largo de este puente en buena parte de los contenedores que están distribuidos por todo el municipio. El edil del área en el Ayuntamiento, Juan Carlos Ortega, que aclara que la institución se ve afectada pero que no es parte en el conflicto, informó de que el servicio este jueves ya se había normalizado, aunque aclaró que arrastró cierto retraso por todos los residuos que se habían acumulado.

Eligio Ortega, enlace sindical de los trabajadores, explica que el problema se origina por el incumplimiento por parte de la empresa de varios puntos del recién firmado nuevo convenio colectivo, que data del 29 de octubre de 2021. Entre otros, cita la fecha para el pago del salario, que tenía como tope el 26 de cada mes y que en noviembre se les abonó el 30; la existencia todavía de unas plazas vacantes que se pactaron cubrir; la no provisión del material de prevención de este año, que, según se quejan, solo suministran con cuentagotas, o el incumplimiento en el abono de atrasos que estaban pendientes desde enero de este año, aunque, aclara Ortega, el miércoles les pagaron el primero de los 4 pagos acordados.

Para visualizar este problema, la plantilla optó por hacer un plante en los días festivos de este primer puente de diciembre. La asistencia, apunta Ortega, es voluntaria a cambio de una compensación económica o en tiempo, es decir, en días libres. Se suele presentar gente porque les interesa, pero esta vez los más de 30 trabajadores del servicio pactaron no acudir ni el domingo ni los días 6 y 8 de diciembre, y ello pese a que la empresa, según denuncian, les advirtió con medidas de carácter disciplinario.

La consecuencia fue que los contenedores de basura, sobre todo de los puntos más concurridos, se vieron desbordados, un problema de salud pública y de deterioro para la imagen turística de Mogán que la empresa, denuncian también los trabajadores, trató de mitigar, «incumpliendo las condiciones del contrato», con la activación de un camión y de dos trabajadores de la Mancomunidad del Sureste para aliviar los puntos más saturados. No obstante, desde este organismo negaron que les pertenecieran, porque el servicio en Ingenio, Agüimes y Santa Lucía está inmerso en un secuestro administrativo y no autorizaron cesión alguna.

Este periódico intentó conocer la versión de la concesionaria, pero declinó hacer declaraciones. Sí las hizo el Ayuntamiento, a través de su edil del área, Ortega, que anunció que ha pedido un informe a la empresa para que le aclare lo que ha pasado y si son ciertas las denuncias de los trabajadores. Por lo que informó el enlace sindical, tanto la alcaldesa como el concejal ya se reunieron con ellos para conocer su versión. Y estos, por su parte, optan ahora por esperar los movimientos que haga la empresa.

NC exige a la alcaldesa que garantice los derechos del personal

Nueva Canarias exige a la alcaldesa, Onalia Bueno, que se garanticen los derechos de los trabajadores del servicio. También le pide que aclare si es legal que recoja la basura en el municipio personal ajeno al contrato y con maquinaria de otros servicios.

Para NC, esta situación «era de esperar», toda vez que, recuerdan, este contrato fue adjudicado por el pleno de Mogán, no al amparo del informe de un técnico, sino del primer teniente de alcalde, Mencey Navarro, «actualmente imputado por prevaricación por la contratación de sus socios de despacho para la defensa jurídica del Ayuntamiento».