Vista desde el barranco de Balos de algunos de los parques eólicos instalados en el Sureste. / ARCADIO SUÁREZ

REE cifra en el 51% la penetración de las renovables en 2026 si opera Chira-Soria

El director de operación en Canarias destaca que ahorrará 122 millones al año en fuel. El Cabildo no descarta aún un cambio en la línea de alta tensión

JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria.

La entrada en funcionamiento de la central hidroeléctrica de bombeo de Chira-Soria en 2026 permitiría que la participación de las renovables en la generación del sistema eléctrico insular se incremente desde el 16% actual hasta el 51% al facilitar un 36% más de producción que la potencia de los parques eólicos y solares instalados en la isla.

Y para dar este «paso de gigante» en la descarbonización, «hay que empezar las obras en 2021», mantuvo ayer el director de operación en Canarias de Red Eléctrica de España (REE), Eduardo Prieto, en el debate sobre la central de almacenamiento de renovables de Chira-Soria y la transición ecológica de Gran Canaria organizado en la segunda de las tres jornadas virtuales de Canagua & Energía.

Prieto defendió que la central de las presas evitará la emisión a la atmósfera de 200 toneladas anuales de CO2 y ahorrará 122 millones de euros al año en importación de fuel para el funcionamiento de las centrales eléctricas térmicas, entre otros beneficios, y mantuvo que el proyecto, después de tres exposiciones públicas en cuatro años, «está optimizado en cuanto la afección al medio».

El movimiento de tierras no es la mitad del que tuvo el tramo de Puerto Rico a Mogán en la GC-1 ni del que tendrá El Risco-Agaete

El director de operación en Canarias de la concesionaria de la central hidroeléctrica evitó referencia alguna al impacto paisajístico de la línea de alta tensión para la evacuación de la energía que generará, que transcurre a lo largo de casi 15 kilómetros en aéreo gracias a 37 torretas metálicas entre el nuevo acceso viario a la caverna y la subestación de Santa Águeda.

El director técnico del Cabildo para el proyecto de Chira-Soria, Yonay Concepción, defendió también los beneficios de la central pero dejando clara la preferencia del Cabildo por el soterramiento íntegro de la línea de alta tensión por el cauce del barranco de Arguineguín. «Será el Órgano Ambiental del Gobierno de Canarias el que adopte la decisión final» sobre el trazado de esa línea, dijo varias veces, en alusión a un posible cambio de alternativa en la próxima declaración de impacto del proyecto.

«En la fase final de la evaluación ambiental puedan tomarse medidas correctoras para mejorar su integración en el territorio», declaró.

En respuesta a una pregunta sobre el impacto del movimiento de tierras previsto en el proyecto, Concepción destacó que el volumen de extracción y transporte de áridos no llega a la mitad del que tuvo la construcción del tramo de la autovía GC-1 entre Puerto Rico y Mogán ni al programado en la segunda fase, en ejecución, de la nueva carretera a La Aldea.

La profesora titular de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Julieta Schallenberg, y el presidente de la Asociación Eólica Canaria (Aeolican), Rafael Martell, se mostraron partidarios de la construcción de la central de Chira-Soria para mejorar la gestión de las renovables. «El almacenamiento hidráulico es hoy la mejor opción», comentó la especialista en sistemas de almacenamiento. «Desgraciadamente aún no se ha construido», lamentó el presidente de la patronal eólica regional.