Cierra el parque de bomberos de Arucas por falta de personal

En una nota denuncian que su situación es de «extrema gravedad» lo que está creando «inseguridad ciudadana y por supuesto inseguridad para quienes tenemos que actuar en emergencias»

CANARIAS7 La Palmas de Gran Canaria

Los Bomberos de Gran Canaria han denunciado este viernes en un comunicado el cierre del parque de Arucas semanas después de que también se quedase sin efectivos el de Puerto Rico. «Lo llevamos diciendo hace años. Nuestra situación es de extrema gravedad por la falta de personal y la saturación que tiene el colectivo en este sentido por la sobrecarga de trabajo, la cual es inaguantable, más de 900 horas que hacemos de más por encima de nuestra jornada por falta de personal por la apertura de parques sin convocar oposiciones en los años 2006-2007«, señalan.

El Cabildo de Gran Canaria puede convocar plazas de nueva creación en la actualidad puesto que hay una «necesidad manifiesta de personal que compromete mucho la prestación del servicio», cuestión que la ley actual permite, y eso conlleva que se siente a negociar la ampliación de la Relación de Puestos de Trabajo «totalmente obsoleta dado que es de 2007 y tras casi 15 años muchas cuestiones han cambiado en riesgos potenciales, intervenciones, población etc».

En este sentido explican en la misma nota que la falta de personal está creando «inseguridad ciudadana y, por supuesto, inseguridad para quienes tenemos que actuar en emergencias, lo cual conlleva ya grandes riesgos que asumimos«. »Sin embargo -argumentan los bomberos- lo que no es aceptable es que nos hagan asumir además toda esta sobrecarga de trabajo, la inseguridad de intervenir con 1, 2 o 3 bomberos por guardia y esto solo sucede por los recortes económicos que se han ido realizando a los Ayuntamientos y Gobierno de Canarias desde 2011 en plena época de crisis y que tras 11 años no se ha reconducido«.

Critican, por otro lado, que son más de 24 millones de euros los que Ayuntamientos y Gobierno de Canarias han puesto de menos desde 2010 y sus cuantías de aportación siguen sin ser revisadas además de que pagan menos ahora en 2022 que en 2011, y Encima, el Gobierno de Canarias adeuda a Bomberos Gran Canaria más de 6 millones de euros que ·no han sido solicitados ni reclamados por parte del Cabildo de Gran Canaria·.

«La realidad, no es que falta de dinero, es falta de aportar las cuantías económicas que cada ayuntamiento debe abonar en los años actuales y que el Gobierno de Canarias abone las cantidades que le corresponden», concluyen. «No entendemos como el Cabildo de Gran Canaria sigue paralizado sin actuar sabiendo que esto tiene como consecuencia el cierre de parques de manera intermitente·, sentencian.