Vista aérea de la central térmica de Jinámar, en la costa de la capital limítrofe con Telde. / C7

Toda la central de Jinámar y 4 de 10 grupos de Tirajana rebasan su vida útil

El 83,91% de la potencia neta hoy operativa entre las dos plantas térmicas de la isla, que asciende a 766,60 MW, está en la planta eléctrica del sur

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Los 10 grupos de generación eléctrica de la central térmica de Jinámar y 4 de los 10 de la central de Barranco de Tirajana han superado ya los 25 años de vida útil prevista desde su entrada en servicio y al menos 5 de los 10 de la planta de la capital están hoy inoperativos.

Así se deduce del cuadro de fecha de puesta en marcha de los 20 grupos de las dos centrales térmicas de la isla de la Dirección General de Energía del Gobierno canario, que ha autorizado a su gestor, Unelco-Endesa, a desmantelar los tres primeros grupos diesel de Jinámar (inoperativos desde 2013) pero no otros dos de vapor de esa planta con 111,12 MW de potencia y más de 38 y 35 años al considerar que su cierre pondría en riesgo la seguridad del suministro eléctrico.

Según ese cuadro, de los 302,45 MW de potencia total que suman los 10 grupos de Jinámar actualmente sólo estarían operativos 5 que acumulan 146,45 MW, menos de la mitad.

Los grupos de vapor 4 y 5 que Endesa propuso desmantelar (111,12 MW de potencia neta) se declararon indisponibles desde el 1 de enero de 2020, por incumplir los valores límite europeos de emisiones, y su continuidad como grupos de emergencia (recomendada por el operador del sistema, REE) no será posible hasta cambiar su combustible, de fuel oil 0,7% a fuel oil 0,3%.

La potencia neta de Jinámar es menor que la total y de los 259,99 MW que suman sus 10 grupos en realidad solo están en servicio 123,34.

La potencia total operativa hoy entre las dos centrales térmicas, es decir, la suma de los 5 grupos activos en Jinámar y los 10 de Barranco de Tirajana, asciende a 843,18 MW, de los que menos de una quinta parte (17,37%) están en la planta de la capital. El resto (82,63%) están en la central del sur.

La potencia neta operativa entre las dos centrales baja a 766,60 MW, de los que 123,34 corresponden a Jinámar (16,09%) y 643,26 a Barranco de Tirajana (83,91% del total).

Central térmica del Barranco de Tirajana, en el sur de la isla. / Arcadio Suárez

Los dos últimos grupos en ponerse en marcha en Jinámar, en el año 1990, superaron su vida útil en 2015. Los cuatro primeros de Barranco de Tirajana son los que ya rebasaron los 25 años, los dos últimos en enero y junio de este año.

Triple de potencia térmica que renovable

La potencia neta de los 15 grupos de generación operativos entre las centrales térmicas de Jinámar y Barranco de Tirajana, que asciende a 766,60 MW, multiplica por 3,29 la potencia eólica y fotovoltaica instalada en el sistema eléctrico insular, que asciende a 233 MW (196 de eólica y 37 de solar).

Toda la generación térmica de la isla, sin excepciones, se produce quemando fuel oil, incluso la de los cuatro grupos de ciclo combinado de Barranco de Tirajana que también podrían utilizar gas.

Los 766,60 MW de potencia neta operativa en las dos centrales cubren con diferencia el consumo eléctrico de la isla, que la semana pasada alcanzó un pico máximo de 496 MW a las 13.27 horas del lunes.