Imagen de archivo de la Fiestas de las Marías, en Guía. / C7

Las caracolas, los tambores y las cajas de guerra sonarán nuevamente en Guía

La Fiesta de Las Marías regresa con todo su esplendor. Este sábado 17 será la Bajada de la Rama desde la Montaña de Vergara y el domingo 18 la tradicional romería

CANARIAS7 Guía

El municipio de Guía acoge este fin de semana la tradicional Fiesta de Las Marías, una celebración de enorme arraigo popular con la que se cumple cada año el Voto de Vergara, la promesa que los campesinos de las medianías de Gran Canaria hicieron hace 211 años a la Virgen de Guía en señal de gratitud por haber hecho desaparecer la plaga de cigarra que asolaba los campos y sus cultivos.

Los actos principales de esta celebración son la Bajada de la Rama, que tiene lugar mañana sábado, desde la Montaña de Vergara, en las medianías guienses, y la procesión y romería al día siguiente, el domingo 18.

Durante esta fiesta votiva destaca el sonido de las caracolas, los tambores y las cajas de guerra (en alegoría a los elementos utilizados para espantar la plaga).

La Fiesta de Las Marías –cuya romería destaca como una de las más puras, bonitas y tradicionales de Canarias– ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y cuenta, además, con las distinciones del Roque Nublo de Plata del Cabildo de Gran Canaria y la Medalla de Oro de la Ciudad de Guía.

Este sábado, a las 12.00 horas, frente a la Iglesia, tendrá lugar el anuncio de las fiestas mediante el repique de campanas acompañado de los toques tradicionales de las caracolas y tambores.

Poco después, sobre las 15.30 horas, comenzará la salida en guagua desde la Avenida Lomo Guillén hacia la Montaña de Vergara con todas aquellas personas que deseen participar en la Bajada de La Rama.

A las 17.00 horas, desde la Montaña de Vergara y junto a todos los vecinos de los pagos y caseríos que han bajado hasta este punto de encuentro desde las medianías, los asistentes partirán portando ramas al ritmo de las caracolas, los tambores y cajas de guerra hasta el frontis de la iglesia donde el ruido atronador de las caracolas y los tambores, como símbolo de alegría y regocijo de los romeros ante la imagen de la Virgen, se convertirá nuevamente en uno de los grandes momentos de esta celebración.

La fiesta continuará el domingo con la tradicional procesión y romería que dará comienzo a las doce del mediodía con la participación de carretas, caballos enjaezados, agrupaciones folclóricas, rondallas y parrandas que durante varias horas pasarán ante la imagen de la Virgen ofreciéndole sus muestras de fe y devoción.