La comitiva de cargos públicos, con Francisco García y Teodoro Sosa (en el centro) al frente, comprueba los imbornales instalados. / C7

La calle Harimaguada, en Sardina, con red de pluviales

El Cabildo financia con medio millón de euros la instalación del pluvial, el reasfaltado de varios viales y la construcción de una acera en Casa Pastores

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

Los vecinos de la calle Harimaguada, en Sardina (Santa Lucía de Tirajana), se echaban a temblar cada vez que caían cuatro gotas. Las vías perpendiculares a esta importante rúa del barrio, que enlaza la GC-65 con la calle León y Castillo, tienen cierta pendiente y se convertían en ríos por los que bajaba tal caudal de agua que inundaba sótanos y garajes. En principio, ya no les pasará más. O no tendrá que pasarles más. El Ayuntamiento, con financiación del Cabildo, acaba de dotar a la calle de una red de pluviales.

El alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco García, hizo este jueves de anfitrión a la visita que giró a la zona el consejero insular de Presidencia, Teodoro Sosa, que quiso conocer en persona el resultado de la inversión realizada. Las obras, según explicó García, se ejecutaron con cargo al Plan de Transformación Económica y Social de Gran Canaria. Les acompañaron el primer y el segundo teniente de alcalde, Santiago Rodríguez y Marcos Rufo, respectivamente, socios en el gobierno de coalición santaluceño.

Francisco García atiende a los medios de comunicación en presencia de Sosa, Rodríguez y Rufo. / C7

Esta actuación, diseñada por la Oficina Técnica del Ayuntamiento, consistió en instalar un pluvial de 700 metros aproximadamente a lo largo de la calle Harimaguada, entre la zona donde están las intersecciones con las calles Villavicencio y Prudencio Morales, hasta el barranco del Polvo, al norte de la GC-65, la vía que sube del Cruce de Sardina.

La inversión global asciende a 446.000 euros

Su ejecución, que corrió a cargo de Hermanos Tito y que incluyó la repavimentación de toda la vía, supuso una inversión de 370.000 euros, pero el montante del proyecto financiado por el Cabildo ascendía a 446.000 euros y contemplaba actuaciones en otras partes del municipio.

En concreto, y según detalló el alcalde, dio para reasfaltar varios viales en La Blanca, los dos accesos a Rosiana, en la zona alta del municipio, y la carretera que une el casco de Santa Lucía con el barrio de El Parralillo. También con este dinero se pudo dar respuesta a una vieja demanda de los vecinos de Casa Pastores: la construcción de una acera en La Soledad para enlazar la circunvalación alta con el acceso principal al barrio y contar así con un acceso peatonal seguro al centro de salud o a la zona comercial.

Los cargos públicos, en su visita por la calle Harimaguada. / C7

«Estas obras no están a la vista, pero un pluvial en una zona como esta sirve para evitar problemas y malestar a ciudadanos, es importante poner estas prioridades a otras actuaciones que son más estéticas», subrayó Sosa.

El primer teniente de alcalde, Santiago Rodríguez, apuntó, a título demostrativo, que los vecinos ya «han podido comprobar, con las tres gotas que cayeron recientemente, que estas obras cumplen con su función». Y el segundo, Marcos Rufo, insistió en esa misma idea, en que este tipo de obras son las que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.