En la imagen superior, ramas caídas en San Telmo y una intervención de los bomberos ante el riesgo de caída de una ventana. La calima y el viento fuerte seguirán hoy. / JUAN CARLOS ALONSO

La calima se expande con las rachas de viento más fuertes del país, con 104 km/h

Entre las recomendaciones del Gobierno se incluye revisar puertas y ventanas y retirar macetas de balcones y azoteas

CANARIAS7 Las Palmas de Gran CDanaria.

La expansión del polvo sahariano por el archipiélago se vio acelerada ayer con vientos fuertes, con las rachas más intensas del país. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, en Canarias se rebasaron ayer las rachas de 104 km/h.

En concreto, en Arure, en La Gomera, se anotaron esas rachas de 104 km/h a las 15.00 horas, con 102 en Agulo, también en Tenerife. En Gran Canaria el registro más alto fue en Mogán, con 72 kilómetros a la hora.

Las temperaturas fueron también las más altas del país, con 26,4 grados en Frontera, en El Hierro, y 25,4 en el aeropuerto de La Palma.

Entre otras consecuencias, hubo caídas de ramas y de toldos. Fue el caso de la capital grancanaria y de diferentes puntos de la isla.

Con ese escenario, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias declaró ayer la alerta por fuerte viento en El Hierro, La Gomera y Tenerife, mientras que el resto de islas del archipiélago canario están en prealerta.

Una alerta que se dio ante la previsión de vientos del sur que podrían superar los 100 kilómetros a la hora en vertientes norte y oeste.

El fuerte viento afecta de forma especial a zonas altas y vertientes norte.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias recomienda cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de cristales, así como retirar de balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle.

También recomienda revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de cascotes y escombros, y evitar salir de excursión o de acampada hasta que no se reestablezca la normalidad.

Procurar aplazar los desplazamientos por carretera y en caso de hacerlos extreme las precauciones, así como usar el transporte público son otras recomendaciones.

Recuerda asimismo que las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento (camiones, furgonetas, vehículos con remolque o roulotte) corren el peligro de volcar ante vientos transversales.

Pide que se evite caminar por jardines o zonas arboladas, alejarse de muros, casas viejas, andamios, letreros luminosos, vallas publicitarias y demás estructuras que puedan ser derribadas por el viento, y alegarse de postes de luz y torres de tensión.