Dispositivo con salvavidas y alerta de la playa de El Burrero. / C7

El Cabildo donará a los municipios con costa salvavidas que se hinchan al tocar el agua

Presidencia comprará 20 tótems de flotadores que se lanzan desde la orilla a los bañistas y disponen de sistema de alerta a los servicios de emergencia

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La Consejería de Presidencia del Cabildo ha decidido repartir entre los municipios de la isla con costa un total de 20 dispositivos de salvamento marítimo que contienen salvavidas plegados, ligeros y compactos que se abren al entrar en contacto con el agua del mar para su utilización cuando se produzca una situación de peligro de bañistas.

El contrato para la adquisición de los tótems del sistema OneUp para el rescate acuático saldrá a licitación antes del verano e incluirá el mantenimiento de los dispositivos durante los dos primeros años. Luego será responsabilidad de los ayuntamientos correspondientes.

Los flotadores que contiene el tótem están plegado en un pequeño tubo que se puede lanzar desde la orilla y que en contacto con la salinidad se abre de manera instantánea.

Además, una vez se accede al interior, rompiendo la puerta de metacrilato, un sistema de comunicación alerta a los servicios de emergencia automáticamente, suena una sirena acústica y otra visual y el dispositivo se comunica con los servicios del 112 o policía para comentar la situación de peligro.

La consejería que dirige Teodoro Sosa destinará 237.283 euros a la adquisición de los dispositivos y a continuación los donará a los ayuntamientos en función de la longitud de su litoral, el número de playas y el volumen de bañistas.

Así, en los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y a San Bartolomé de Tirajana se instalarán no menos de tres de estos sistemas de salvamento marítimo, repartiéndose el resto entre el resto de los que tienen salida al mar.

Es la primera vez que el Cabildo financia la instalación de dispositivos para mejorar la seguridad náutica en el litoral de la isla y contribuir así a la reducción del número de ahogamientos en estas aguas.

De cumplirse los plazos programados, el reparto de los 20 tótems de salvamento se llevaría a cabo durante el próximo mes de agosto.