El vicepresidente del Cabildo, Miguel Ángel Pérez, en una visita a la carretera de Teror. / JUAN CARLOS ALONSO

El Cabildo quiere crear una planta de producción de hidrógeno en el Sureste

El vicepresidente adelanta que el proyecto se iniciará en 2022 y que las ayudas a la renovación de taxis primarán entonces el uso de esta tecnología

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El Cabildo se propone iniciar en 2022 la creación de una planta de generación de hidrógeno verde en el Sureste para su uso como combustible para el transporte terrestre y fomentar a partir de entonces la introducción de esta energía limpia en los taxis de la isla incentivando esta tecnología en las subvenciones para la renovación de flota.

Así lo adelanta el vicepresidente y consejero de Movilidad, Miguel Ángel Pérez, quien enmarca esta iniciativa en la apuesta del Cabildo por la descarbonización del transporte mediante la sustitución de carburantes de origen fósil por energías limpias y renovables.

LAS CLAVES

  • Emisiones El transporte genera el 45% de las emisiones contaminantes que se vierten a la atmósfera en Gran Canaria

  • Almacenaje La producción de hidrógeno permite aprovechar los excedentes de las energías renovables intermitentes

  • Ubicación La planta iría en el Sureste porque allí existe agua cerca, buena comunicación con la GC-1 y suelo del Cabildo apto

  • Flota Las ayudas del Cabildo para renovar taxis incentivarán desde 2022 la compra de vehículos que utilicen hidrógeno

Pérez comenta que la localización de la planta de producción y almacenaje de hidrógeno en el Sureste, en una ubicación que no ha querido adelantar, obedece a que en esta comarca «tenemos agua relativamente cerca», existe una buena conexión con la vía de comunicación más utilizada en la isla, la autovía GC-1, y «el Cabildo dispone de terrenos propios que puede dedicar» a estas instalaciones.

Además, también está previsto en el Sureste el parque eólico asociado al consumo energético del tren proyectado entre la capital y el sur, que se alimentaría de esa energía y sería 100% autosuficiente en energías limpias. La producción sobrante del parque eólico se almacenaría en forma de hidrógeno.

Para distribuir luego ese hidrógeno a los vehículos que apuesten por esta energía limpia se precisaría, reconoce el portavoz del PSOE en el Cabildo, una red insular de puntos de carga (hidrogeneras) que todavía está pendiente de determinar.

Pérez recuerda que el transporte supone más del 45% de las emisiones contaminantes en la isla y destaca que «la necesidad de disponer de vectores energéticos sostenibles que ayuden a suplantar el uso de carburantes fósiles, y que puedan ser generados, almacenados y utilizados con huella de carbono nula, ha inclinado a la Unión Europea y sus Estados a plantear el hidrógeno como el futuro vector energético sostenible».

Generando cero emisiones en el punto de uso, el hidrógeno puede producirse a partir de energías 100% renovables, solventa los inconvenientes de las renovables intermitentes, como la eólica o la fotovoltaica, almacenando sus excedentes de esa energía o su producción cuando el precio de mercado sea muy bajo, expone también el vicepresidente del Cabildo.

Según Pérez, «el desarrollo del hidrógeno renovable incentivará la creación de cadenas de valor industrial innovadoras y de mínimo impacto ambiental, el conocimiento tecnológico y la generación de empleo sostenible, contribuyendo a la reactivación hacía una economía verde de alto valor añadido».

Además, el consejero insular de Movilidad resalta que Gran Canaria dispone de condiciones climáticas, geográficas y de recursos naturales «excepcionales» para el despliegue del hidrógeno como vector energético sostenible basado en producción renovable, entre ellas más de 330 días de sol al año, una media de 12 horas diarias de iluminación natural, vientos alisios constantes de carácter moderado, especialmente en el Sureste, y ser un territorio íntegramente rodeado por agua con un radio no superior a 50 kilómetros.

Renovación de taxis

En las convocatorias de ayudas al taxi para la renovación de flota de 2019 y 2020, retrasadas por la covid y que se harán conjuntamente en 2021, la prioridad seguirá siendo la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos.