Maquinaria trabajando en la obra de reposición del muro de contención desprendido. / C7

El Cabildo cuantifica otros 4,5 millones en daños y reclama a Aena un protocolo ante incidencias

El presidente insular estima en 10 millones el balance global del estropicio y anuncia que recabarán ayudas de otras administraciones

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

La borrasca Hermine siguió presente este viernes, una semana después, en la sesión plenaria del Cabildo. El presidente Antonio Morales hizo balance de daños ante los consejeros y reveló que la limpieza y despeje de materiales en varios barrancos de La Aldea, el municipio que resultó más afectado, tendrán un coste de 4,5 millones.

Además, ya en asuntos de urgencia, y dado el caos que Hermine causó en el aeropuerto, el Cabildo aprobó una declaración institucional para reclamarle al Gobierno central y a Aena un protocolo que garantice los derechos de los usuarios ante situaciones de posibles incidencias aeroportuarias.

Morales informó de que el Consejo Insular de Aguas, que desplazó a La Aldea a 7 cuadrillas con 36 de sus operarios, ya ha logrado recuperar el servicio de abasto público a todo el municipio, operación que tuvo un coste de 300.000 euros. Y añadió que el Cabildo aún colabora con el Ayuntamiento en tareas de acondicionamiento y limpieza, tanto en las carreteras, para lo que la institución trasladó a otros 33 trabajadores, como en los barrancos.

OTROS ACUERDOS

  • Mociones por unanimidad Salió adelante una sobre el cáncer de mama para pedir que se amplíe el grupo de edad para el diagnóstico precoz y otra de solidaridad con la comunidad bahá´i frente a su acoso en Irán

  • Sin acuerdo para las guaguas Unidos por GC-CC intentó sin éxito que el pleno inste al Estado a bonificar al 100% el transporte en guagua en Canarias

En concreto, detalló que el Cabildo tendrá que intervenir mediante contratos de emergencia para despejar cauces aldeanos como el de Tocodomán, en un tramo de 1,2 kilómetros y en una superficie de 23.000 metros cuadrados, y también en los de la Hoya de Artejévez y del Gumanillo, en una longitud de 700 metros y un área de 13.500 metros.

1.000 años de periodo de retorno

«Fue tal la lluvia que cayó en La Aldea que los técnicos del Consejo Insular nos comentan que en algunos puntos del municipio el periodo de retorno (la probabilidad de que se den avenidas de agua similares) es de 1.000 años».

En total, la corporación prevé actuar en tres kilómetros de cauce de barranco, con una superficie aproximada de 55.000 metros cuadrados. El coste estimado ascenderá a 4,5 millones de euros, que se sumarán a los otros 4 millones que ya se cuantificaron de los daños que la borrasca provocó en la red viaria insular. En resumen, el estropicio por Hermine sale por entre 9,5 y 10 millones, para cuya financiación el Cabildo recurrirá a fondos previstos de otras administraciones.

Quedan tres carreteras cerradas

El presidente recordó que la borrasca había dejado en la isla un saldo de 13 carreteras total o parcialmente cortadas a la circulación, pero avanzó que hasta el día de la sesión ya se habían reabierto 10. Quedan tres cerradas, según especificó, la GC-210 desde la presa del Parralillo hasta La Aldea, la GC-800, de El Sabinal hacia Marzagán, en la capital, y la GC-80, en la salida de La Atalaya, en Santa Brígida, en dirección a Telde.

La reapertura de algunas de estas vías exigirá la ejecución de obras, que, recalcó, se contratarán por la vía de emergencia. Miguel Ángel Pérez, consejero del área, que ayer no pudo acudir al pleno, informó vía Twitter que ya firmó contratos para reparar tres de ellas, la GC-800, para la que se destinarán 477.492 euros, la GC-80, que se llevará 266.665 euros, y la GC-301, en Arucas, por Trasmontaña, 252.438 euros.

Arrancan los trabajos de hormigonado en la GC-1

También avanzó en un tuit que han comenzado los trabajos de hormigonado de los cimientos del muro de contención que permitirá reabrir el tramo del carril de la GC-1 en sentido sur-norte que está cerrado a la altura de Las Huesas y que provoca largas colas diarias.

Además, el Cabildo quiso hacer este viernes un pronunciamiento público y unánime, vía declaración institucional, para reclamar un protocolo que garantice los derechos de los usuarios y compense los daños que se les puedan causar en situaciones de incidencias aeroportuarias como las provocadas por la borrasca. En el caso de Gran Canaria, el aeropuerto registró 183 cancelaciones y 34 desvíos.

El acuerdo será elevado al Ministerio de Consumo, al de Transportes, a la dirección de Aena y a las compañías aéreas e incluye el anuncio de que convocará a todas las partes a una comisión específica para articular las medidas necesarias para mejorar la imagen de la isla entre los turistas.